Los diputados quieren más bonos millonarios

lunes, 11 de agosto de 2014

Tras la aprobación de las leyes secundarias de las reformas estructurales, los diputados buscan otro millonario bono de gratificación que, de aceptarse la propuesta del Comité de Administración de la LXII Legislatura por 500 millones de pesos para 2015, los convertiría en los mejor pagados de todos los tiempos aun sin hacer nada sustantivo por la nación. Ricardo Monreal, coordinador del partido Movimiento Ciudadano, lamenta que sus pares hayan renunciado a ejercer su trabajo y estén sometidos al Poder Ejecutivo. De paso cuenta sus peripecias para regresar el malhadado dinero que le depositaron a su fracción parlamentaria.

Los diputados federales podrían recibir una gratificación por “desempeño legislativo”, según el anteproyecto de presupuesto de 2015, actualmente en manos del Comité de Administración de la Cámara de Diputados y consultado por Proceso, por lo que presuntamente buscan una partida extraordinaria de 500 millones de pesos.

De aprobarse, esos recursos se sumarán a las subvenciones extraordinarias por 56 millones 568 mil pesos recibidas este año por los coordinadores parlamentarios, así como a los 15 millones que Ricardo Monreal Ávila, coordinador del partido Movimiento Ciudadano (MC), regresó a la Tesorería de la Federación después de múltiples intentos.

“El poder corruptor del dinero y el del sistema político mexicano” lograron que el Ejecutivo doblara al Legislativo en la aprobación de las reformas peñanietistas, comentó Monreal al referirse al caudal de dinero que circula en el Palacio Legislativo de San Lázaro por concepto de subvenciones extraordinarias, de las cuales la cabeza de cada grupo parlamentario no está obligada a justificar el 70%...

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1971 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios