Revista Proceso

'Pruebas',  pide el cineasta Ricardo González Silva, señalado por acoso

A pesar de que al menos cinco mujeres jóvenes lo acusan de abuso y hostigamiento sexual, así como de acoso laboral, el director de cine Ricardo González Silva lo niega e, incluso, pide pruebas que validen esos señalamientos.
domingo, 22 de noviembre de 2020

De acuerdo con el Código Penal del Estado de Baja California, los testimonios de cinco jóvenes que acusan al director de cine Ricardo González Silva podrían configurar los delitos de violación impropia, abuso sexual, hostigamiento sexual y acoso laboral. 

El director responde en entrevista: 

– Me gustaría saber la agresión sexual, en qué términos legales estamos hablando, porque no tengo ningún proceso ni nada.

–En un caso, por ejemplo, introducción de los dedos en la vagina sin consentimiento –se le detalla.

–¿Por qué no han sido denunciados?

–¿Usted niega o confirma estas agresiones?

–El punto es que …digo, desconocería cualquier agresión que sea en el ámbito legal. Yo nunca he hecho algo que no esté permitido hacer, es decir, con conocimiento de alguna forma. Pero también ahorita me cae de sorpresa y no puedo hacer como algunas declaraciones, por cualquier trámite legal.

–¿Dice que no ha tenido una relación sexual sin consentimiento? ¿Todas han sido consensuadas?

–Exacto. También me gustaría que me mencione los casos, años, tiempo: cuándo, cómo.

–Los años de 2017 a 2020. Son distintas personas y todas han estado laborando con usted en Spécola.

–Sí, pero estas relaciones que usted me dice no han sido todas violentadas. O sea, han sido con consentimiento.

–Ellas me han dicho que fueron violentadas, de otra forma no lo entrevistaría.

–Es muy delicada esta situación, porque a fin de cuentas yo le puedo decir que de alguna forma siempre he tenido consentimiento de las personas. Si hay una acusación, me imagino que se tiene que solventar con pruebas, correos, mensajes de texto, y yo también tendría que responder a esas agresiones, al ámbito penal, a quien resulte responsable.

“Mi trabajo está siendo dañado por esta situación, que es delicada. Me gustaría saber las pruebas o cosas para comprobar estas agresiones, porque también dentro de la empresa hubo una serie de problemas con dos personas que salieron y han estado diciendo esto.

“Hay agresiones en las cuales yo no creo, o sea, yo específicamente, con muchas de estas personas, muchos de los casos los conozco porque yo tuve relación sentimental como esporádica con esas personas y no considero que fueran como actos en los cuales no se me permitiera de alguna forma… o donde yo agredí. Siempre fue una relación, ya fuera de pareja o una relación como esporádica, pero siempre por parte de dos.”

–¿Es decir que sí hubo relaciones sexuales, pero consensuadas?

–Es que no sé qué casos. Como yo no sé hasta qué forma se ha desvirtuado esta situación, quiero saber cada persona y pruebas.

La salida Spécola y de Observatorio

En la primera entrevista, vía telefónica, González Silva dijo en algún momento que decidió “dejar de laborar con Spécola y el proyecto Observatorio”. Añadió: “Me ha estado afectando mucho la situación económica, moral y he estado tomando terapias de género”.

Posteriormente accedió a una segunda entrevista en Tijuana.

–Se le señala como autor de agresiones sexuales, hasta violación, en diversos momentos de 2017 a 2020. ¿Cuál es su versión?

–Me gustaría saber los señalamientos, nombres, fechas, para poder hablar de cada uno.

–Los nombres no se los puedo dar –se le explica. Pero se le describen los señalamientos y las fechas.

–Sin nombres no puedo corroborar o decir algo. Me gustaría conocer los nombres, porque es importante que estas cosas no se amparen en el anonimato, porque es una situación bastante delicada. Esa es mi postura respecto a los nombres. Y las acciones, nunca he cometido ningún crimen, ningún acto que haya hecho una situación indebida, nunca he obligado a nadie a tener una relación íntima. Con nadie, jamás.

–¿A nadie ha besado a la fuerza?

–Necesito saber los nombres o casos.

–¿Entonces sí lo ha hecho con algunas personas?

–Necesito saber casos específicos y de lo que se me está acusando, la persona directamente.

Proceso también buscó a Alejandro Montalvo, socio de Spécola. Accedió, cuestionario de por medio, y responde por escrito. 

–¿Cuáles fueron las razones por las que Ricardo González Silva salió de Spécola? 

–Al enterarnos de las acusaciones en contra de Ricardo, hicimos una junta de socios y se decidió de forma unánime, estando de acuerdo los tres, que era necesario que Ricardo saliera de Spécola, teniendo como razón principal la necesidad de escuchar y recopilar toda la información sobre los casos y dar espacio a que la situación se desenvolviera de forma justa e imparcial. 

–¿También dejó de ser socio de la empresa o sólo salió físicamente de la empresa y del directorio? 

–Ricardo González Silva sale físicamente de Spécola el 2 de julio, cediendo todos sus derechos y responsabilidades dentro de la empresa. El proceso de su salida como socio se consolida legalmente en fechas recientes. 

–¿Usted o el resto de los socios sabían de las prácticas de acoso sexual de Ricardo González Silva y de las cuales hay testimonios de las involucradas? 

–No era sabido por nosotros. 

–Algunas de las jóvenes me relataron que ustedes sí sabían y no hicieron nada, no le dieron la debida importancia. 

–No era sabido por nosotros. En ningún momento durante los años que lleva Spécola se nos informó de algún tipo de conducta de acoso sexual dentro de la empresa.

El deslinde de Spécola

–¿Ustedes participan en la escuela de cine o sólo Ricardo González Silva y su hermano? 

–Sí participamos, Al igual que en Spécola, Ricardo González Silva ya no es parte de Observatorio.

–¿A raíz de las denuncias contra Ricardo González Silva, ustedes han implementado algún tipo de protocolo para evitar estas prácticas de acoso sexual? 

–Esta situación es una coyuntura que nos ayuda a desmontar y deconstruir la cultura sexista que existe en nuestra comunidad, a revisar y reflexionar sobre nuestras acciones para comprender y mejorar las formas de relacionarnos entre compañeras y compañeros de trabajo. Hemos tomado estos meses como una oportunidad para mejorar en el ámbito organizacional. A partir de la partida de Ricardo, contactamos a dos expertas en temas de violencia de género que nos han asesorado en el desarrollo de los protocolos para prevenir cualquier situación relacionada con acoso, abuso o discriminación. 

–¿Les ha afectado en el trato con alguna universidad que decidía tenerlos a ustedes como empresa reconocida para que sus alumnas realicen sus prácticas profesionales? 

–Actualmente no tenemos abierto ningún proceso de solicitud de practicantes con ninguna institución. Sin embargo, a solicitud directa de varios estudiantes, ellos están realizando sus prácticas profesionales con nosotros. Hemos sido totalmente transparentes sobre la situación y han formado parte de las capacitaciones que anteriormente mencionamos. 

El 13 de julio pasado, Spécola anunció la salida del director de cine, quien –asentó– “no representa ninguno de nuestros intereses y valores”.

El 19 de septiembre, al hacerse en redes sociales señalamientos contra el cineasta distintos a los que aquí se presentan, Spécola emitió otro comunicado donde recuerda que González Silva ya no labora ahí. Añade: “Estamos trabajando en un proceso de reestructuración administrativa y organizacional, colaborando con un grupo de consultoras que nos están orientando sobre la implementación de políticas para prevención, atención y sanción de la violencia de género en el ámbito laboral (hostigamiento sexual, acoso sexual y laboral).

Ese mismo día, la escuela de cine Observatorio, que dirigía Ricardo González Silva, informó: “Nos hemos deslindado de su figura hasta que sea aclarada la situación… Observatorio no es una persona y por ende las acciones realizadas por una persona no representan a toda la comunidad Observatorio”. Firma ese comunicado el nuevo director, Enrique González Silva, hermano del cineasta señalado.

Este texto forma parte del número 2299 de la edición impresa de Proceso, publicado el 22 de noviembre de 2020 y cuya versión digitalizada puedes adquirir aquí