Pemex

Dos "testigos clave" refutan la narrativa de Emilio Lozoya

La ruptura entre el exdirector de Pemex y sus antiguos colaboradores en esa dependencia mantiene en vilo las investigaciones de la FGR contra una decena de exlegisladores del PAN y del PRI acusados de recibir presuntos sobornos a cambio de aprobar la reforma energética en el sexenio de Peña Nieto.
martes, 4 de mayo de 2021

En su denuncia de hechos del 20 de agosto pasado, el exdirector de Pemex Emilio Lozoya Austin mencionó que dos de sus antiguos colaboradores –Rodrigo Arteaga Santoyo y Francisco Olascoaga Rodríguez– tenían evidencias de la trama de corrupción que implicaba a varios exsenadores del PAN y del PRI para la aprobación de la reforma energética. Sin embargo, esos “testigos clave” no sólo refutan a su exjefe, sino que ahora forman parte de la defensa de Jorge Luis Lavalle Maury, el único exlegislador preso por este caso.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La ruptura entre el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, y sus antiguos colaboradores en esa dependencia mantiene en vilo las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) contra una decena de exlegisladores del PAN y del PRI acusados por el exfuncionario de recibir presuntos sobornos a cambio de aprobar la reforma energética en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Ante las desavenencias de Lozoya con Rodrigo Arteaga Santoyo, su secretario particular en Pemex, y Francisco Olascoaga Rodríguez, su director de Administración, ambos testigos se negaron a rendir su declaración ministerial y a aportar las evidencias, que presuntamente incluyen videos y recibos de las presuntas entregas de dinero por más de 80 millones de pesos a los legisladores.

No obstante, los testimonios de ambos imputados, a los que Proceso tuvo acceso, forman parte de la defensa del exsenador del PAN, Jorge Luis Lavalle Maury, actualmente preso y sujeto a proceso penal por los delitos de asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho.

En entrevistas por separado ante el abogado José Zapata, defensor particular de la defensa de Lavalle Maury, Olascoaga y Arteaga refutan toda la narrativa construida por Lozoya en su denuncia de hechos del 20 de agosto de 2020 para solicitar un criterio de oportunidad que le permitió librar la cárcel tras su extradición a México, pese a las dos causas penales que enfrenta por los casos Odebrecht y Agronitrogenados.

En ambos documentos que equivalen a un dato de prueba, Arteaga y Olascoaga niegan todos los señalamientos de Lozoya y rechazan tener en su poder los recibos y videos que, según él, iban a aportar a la indagatoria del caso Odebrecht para acreditar los presuntos sobornos entregados por el gobierno de Peña Nieto a senadores del PRI y del PAN para la aprobación de la reforma energética.

Se conoce un video en el que se observa a Lavalle Maury y a su antiguo colaborador Rafael Caraveo Opengo –secretario técnico del Senado en la pasada Legislatura– cuando recibían dinero en efectivo de un funcionario de Pemex no identificado. En la videograbación se habla de 18 y de 19 entregas de dinero entre operadores del PAN y funcionarios de Pemex en el sexenio de Peña Nieto.

Lozoya afirmó en su denuncia ante la FGR que existía un video por cada una de las entregas de dinero a los enviados del PAN y que Arteaga y Olascoaga podían aportar esa evidencia. Sin embargo, con la aparición de ambos testigos en la defensa de Lavalle Maury, ambos excolaboradores de Lozoya negaron la existencia de esos videos.

Desde noviembre de 2020, Arteaga y Olascoaga habían sido identificados por la FGR como “testigos rebeldes”, quienes, lejos de colaborar con la fiscalía, se negaban a comparecer ante las autoridades: incluso presentaron juicios de amparo en contra de cualquier orden de presentación o de captura girada en su contra (Proceso 2298).

Cuatro meses después no sólo se comprueba que ambos excolaboradores de Lozoya se muestran renuentes a corroborar la versión del exdirector de Pemex; ahora niegan los hechos y admiten ser parte de la defensa de Lavalle Maury para refutar la teoría del caso de la FGR.

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2322 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 2 de mayo de 2021.

Comentarios