Confía Iglesia en “mantener muchos diálogos” con EPN: nuncio

IRAPUATO, Gto.  (apro).- La jerarquía de la Iglesia católica espera “mantener muchos diálogos” con Enrique Peña Nieto como eventual presidente, dijo aquí el nuncio apostólico Christophe Pierre, quien llamó a trabajar para que en los siguientes seis años la sociedad mexicana pueda vivir en un entorno menos violento, siempre y cuando “se luche contra la corrupción y la desigualdad social”.

“Pienso que es un deseo profundo que esta sociedad –porque el gobierno no es todo– sea capaz de cambiar, en el sentido de mejorar la situación de violencia”, expresó textualmente el nuncio apostólico en rueda de prensa al visitar las obras del Seminario Diocesano en esta ciudad.

Recordó que en el más reciente documento de los obispos acerca de la violencia en el país “se va a la raíz del problema, la cuestión de la educación”, pero también se mencionan como elementos indispensables para frenarla la lucha contra la corrupción y la desigualdad social, una mejor formación de los políticos y el combate a la pobreza.

Interrogado sobre un próximo encuentro con el priista Peña Nieto, Christophe Pierre anunció:

“Con el señor Peña Nieto ciertamente vamos a tener muchos diálogos… yo participo en colaboración con la Conferencia del Episcopado Mexicano, nos conocemos bien (y) me parece muy sano que un responsable político de este tamaño entre en diálogo con la Iglesia católica y con otras iglesias”, señaló.

Al concluir el recorrido por las obras del seminario, Pierre acotó que los encuentros no necesariamente tienen que ser públicos, pero también aclaró que todavía no programa una reunión con Peña Nieto, quien aún no es declarado presidente electo por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Lo que sí detalló son los temas que incluiría la agenda de esos “diálogos” que espera sostener, en conjunto con la CEM, con Peña Nieto, a quien mencionó como el “próximo presidente”.

“En los últimos años, los temas con los cuales los obispos han dialogado con el presidente actual y con los gobernadores –porque hay diálogo a todos los niveles– son los que interesan: la pobreza, la violencia, el crimen organizado, la migración… todo lo que afecta principalmente la educación, y que afecta la vida de la gente”.

Además se dijo convencido de que estos temas tienen una relación moral o espiritual, y que no pueden ser tratados si no hay “una visión espiritual, una contribución de la Iglesia, por ejemplo, en la cuestión de la paz”.

Sostuvo que la Iglesia católica contribuye a la paz por medio de la educación que imparte en parroquias, asilos, centros contra las adicciones, entre otros ámbitos, así como con elementos como las casas de refugiados y migrantes que tiene en algunos puntos del territorio nacional.

“La migración es un problema enorme del país; la Iglesia está presente donde hay decenas de centros de acogida. No pretendemos resolver todos los problemas de una vez, pero sí contribuir a una sociedad que no pierda su tiempo en superficialidades”, añadió.

El representante del Vaticano en México aseguró que aunque el problema de la violencia no se va a resolver de un día para otro, se deberá trabajar en esa dirección, y la Iglesia católica “cumplirá con su responsabilidad” en ese tema.

Finalmente, anunció que próximamente se publicará el último documento de la Conferencia Episcopal sobre la educación, “que para mí debería ser el punto de atención número uno de los mexicanos, porque sin la educación no hay civilización, no hay paz, no hay armonía, no hay crecimiento humano”, concluyó.

Comentarios

Load More