Morena “ya está en la jugada” por la Presidencia en 2018: Horacio Duarte

Horacio Duarte advirtió que Morena no permitirá que le quiten el triunfo con “argucias legaloides”. Foto: Eduardo Miranda Horacio Duarte advirtió que Morena no permitirá que le quiten el triunfo con “argucias legaloides”. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los perredistas nunca negaron que su principal reto fuera impedir que Morena se colocara como la primera fuerza de izquierda en el país, pero no lo lograron, porque en las 14 elecciones que se disputaron ayer, el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador creció 100% respecto de las elecciones intermedias de 2015.

En los comicios del 7 de junio del año pasado Morena obtuvo un millón 300 mil votos. Ganó 14 distritos federales, cinco delegaciones y la mayoría de curules en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Este año obtuvo dos millones 600 mil votos y se convirtió en la tercera fuerza político-electoral del país, con lo que desplazó al PRD.

En entrevista con Apro, Horacio Duarte, representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral (INE), señaló que el crecimiento electoral del partido es diferenciado. En Zacatecas, Oaxaca y Veracruz está el más alto porcentaje, pero también se reporta una alza un poco menor de las preferencias electorales en Hidalgo, Puebla y Quintana Roo, entre otros.

Duarte destacó que con estos resultados electorales, pese a no haber ganado una gubernatura –estuvieron cerca en Veracruz y Zacatecas–, Morena se colocó como la tercera fuerza política del país, dejando atrás a los perredistas. Con ello, apuntó, Morena “ya está en la jugada” por la Presidencia de la República en 2018.

De acuerdo con su análisis, los grandes perdedores de los comicios fueron los partidos de la Revolución Democrática y Revolucionario Institucional, y los ganadores Acción Nacional y Morena, con lo que previó para 2018 un escenario similar al de 2012, con un candidato panista que podría ser la esposa del expresidente Felipe Calderón, Margarita Zavala, y Andrés Manuel López Obrador por Morena.

“En el caso del PRD, de su alianza con el PAN, yo creo, sostengo, que no le va a devenir más que en un desfondamiento de su base militante. O sea, se va a desdibujar el PRD donde va dizque a gobernar con el PAN. Siempre, en todos lados donde va con alianza con el PAN, el PRD se desdibuja”, indicó.

Por eso consideró importante el crecimiento de Morena, y como dato fundamental destacó que “hay un surgimiento de nuevas figuras políticas” al interior del partido, como los candidatos a gobernadores de Zacatecas y Veracruz, David Monreal y Cuitláhuac García, respectivamente, o Irma Eréndira Sandoval en la Ciudad de México, que “se colocan como los actores más allá de los tradicionales de Morena”.

Desde ahora, añadió, hay liderazgos no sólo de la Ciudad de México, como se creía. “Desde el punto de vista político esto tiene una aportación muy importante para Morena”, dijo, y aplaudió el haber retomado las banderas de lucha social abandonadas por otros partidos, como el movimiento magisterial.

“En el caso de Oaxaca se demuestra que tuvo un efecto, que tuvo un resultado tangible, más allá de la satanización que han tenido, sobre todo, Aurelio Nuño (secretario de Educación Pública) o Miguel Ángel Osorio Chong (secretario de Gobernación), que se desataron contra Andrés Manuel, contra Morena, por firmar un acuerdo con el magisterio oaxaqueño, pues se demuestra que sí tuvo un valor político”, indicó Duarte.

El paso siguiente, agregó, es prepararse para las elecciones del año entrante en el Estado de México, Nayarit, Coahuila, las presidencias municipales de Veracruz, “y desde ahora ir preparando el terreno para el 2018”.

Después de las elecciones intermedias de 2015, además de los triunfos en la capital del país, Morena ganó posiciones en el Estado de México. En Texcoco ganó la alcaldía con Higinio Martínez; el distrito XXIII para diputado local, y los distritos 10 y 11 federales en Xalapa y Coatzacoalcos, respectivamente (Proceso 2015)
Morena le arrebató al PRD cinco jefaturas delegacionales: Cuauhtémoc, Azcapotzalco, Tlalpan, Tláhuac y Xochimilco, y quedó atrás por dos puntos porcentuales en Coyoacán, Gustavo A. Madero e Iztacalco.

Además de Texcoco, el partido fundado por López Obrador ganó también la alcaldía de Yurécuaro, Michoacán; la de Valladolid, en Yucatán, y en Campeche las alcaldías de Calkiní y Dzitbalché.

Comentarios

Load More