Sedatu niega relación con el caso Muna Dora

Señor director:

Respecto a la nota que el martes 5 publica su colaborador Jenaro Villamil en el portal de la revista que usted dirige, y que la titula “El caso Muna Dora y Rosario Robles, encubrimiento mayor en la ASF”, es pertinente hacer varias aclaraciones.

1.- El señor Villamil escribe información que no es fidedigna, ya que, es totalmente falso que haya algún caso Muna Dora y Rosario Robles.

2.- Nada tiene que ver el despido de Muna Dora Buchahin, como titular de la Dirección General de Asuntos Forenses de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), con la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

3.- La ASF fue muy clara en la carta que hizo pública del porqué de la separación del cargo de Muna Dora Buchahin, así como las acciones que se tomaron a partir de las investigaciones que están en curso y es un asunto interno.

4.- En la entrevista para el programa “Tragaluz” de Milenio TV que concedió la titular de la Sedatu, se tocaron diversos temas, y no sólo para defenderse de la mal llamada “estafa maestra”, como lo asegura su colaborador.

5.- En dicho programa claramente la secretaria Rosario Robles dio respuesta a cada una de las más de 170 preguntas que le formuló el conductor del programa e incluso señaló textual que, “si me enseñas un contrato de Sedesol o Sedatu con alguna de esas empresas, en ese momento renuncio a mi carácter de secretaria de Estado”, ya que, como en diversas ocasiones ha quedado claro, no hay nada que ocultar.

6.- Es muy importante que el señor Jenaro Villamil demuestre sus dichos porque asegurar que, “estamos ante una operación política del más alto nivel para encubrir no sólo a Rosario Robles y sus principales funcionarios”, además de ser una especulación equivocada, mal informa a la opinión pública, y eso estoy seguro que no es el objetivo de su prestigiado medio.

7.- En la Sedatu apelamos al ejercicio libre del periodismo, sin embargo, también creemos en el periodismo veraz, oportuno, y sobre todo responsable, características que su colaborador deja de lado en el artículo mencionado.

De antemano agradezco su atención y estoy a sus órdenes para cualquier aclaración o duda.

Mtro. Gustavo Rodríguez González
Director General de Comunicación Social de la SEDATU

Respuesta del reportero

Señor director:

Respecto a la carta que suscribe el responsable de Comunicación Social de la Sedatu aclaro lo siguiente:

1.-En primer lugar, en el periodismo hay que distinguir entre géneros informativos y géneros opinativos. El texto que cuestiona no es un reportaje ni una nota informativa. Es un análisis. Y como tal, doy mi punto de vista, a partir de la carta que hizo pública la exdirectora general de la ASF, Muna Dora Buchahin.

2.-Es la doctora Buchahin quien menciona y reprocha que existen auditorías que dejó pendientes y que corresponden a la Sedatu, cuya titular es la licenciada Robles. Por eso se cita su carta en extenso. Es el dicho de alguien que estuvo 13 años ejerciendo la fiscalización desde la ASF. Si a la señora Robles no le gusta lo que Buchahin expresa que nos proporcione los elementos para desmentir lo que ahí mismo expresa la responsable de investigar los desvíos de Sedesol y Sedatu.

3.-El contexto refuerza el análisis y por eso mencioné parte de la entrevista que concedió la licenciada Robles a Milenio TV. No necesito citar las 170 preguntas y sus respectivas respuestas para reiterar lo que se dice en la carta: Robles rechaza ser la responsable de un ejercicio de triangulación de fondos públicos.

4.-El caso Muna Dora y Rosario Robles está relacionado por un elemento fundamental que a la exsecretaria de Sedesol y actual titular de la Sedatu no le gusta mencionar, pero es muy claro: el presunto desvío de 7 mil mdp que menciona Buchahin y los 275.2 mdp de “desvíos graves” descubiertos en las auditorías de diciembre de 2017.

5.-Es muy importante que la señora Robles respete la crítica y el análisis hacia su gestión mientras no esté claro qué sucedió con los 7 mil700 mdp presuntamente desviados. Es ella quien tiene que aclarar. Es dinero público que estuvo bajo su responsabilidad. Un servidor es periodista y no auditor de la ASF.

Atentamente

Jenaro Villamil.

Comentarios