Repudian campaña de hostigamiento contra activista de Nuevo Laredo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Familias que integran el colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Fundec) repudiaron la campaña de hostigamiento contra del presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CDHNL), Raymundo Ramos Vázquez, así como en contra de familiares de víctimas de desaparición en esa ciudad fronteriza, y exigieron a las autoridades federales y estatales que “redoblen sus esfuerzos en la atención y protección a las víctimas”.

Tras resaltar que la campaña de hostigamiento surgió a la par de “una escalada alarmante en la incidencia de casos de desaparición” en Nuevo Laredo, Tamaulipas, Fundec consideró preocupante que “el desamparo y el dolor que viven las familias se agrave con el acoso y la exposición a riesgos de nuevos hechos de victimizantes y a la estigmatización”.

A partir de que se hicieron públicas las denuncias de que en los primeros meses del año se han registrado al menos una treintena de desapariciones en Nuevo Laredo, atribuidas a personal de la Secretaría de la Marina (Semar), a Ramos Vázquez y a familiares de algunas víctimas se les vinculó con grupos delictivos, versiones que empezaron a circular en redes sociales, y en particular en la página de Facebook La Voz del Pueblo2, portal a través del cual Proceso fue blanco de mensajes intimidatorios.

La estrategia de hostigamiento, motivo de una carpeta de investigación abierta en la Procuraduría de Tamaulipas, la 340/2018, ha sido denunciada por Amnistía Internacional (AI)en una carta del 25 de mayo dirigida al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Rafael Avante (Proceso 2170).

Ante el embate, el miércoles 6 la oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) advirtió que continuará respaldando al CDHNL, tras expresar su “profunda empatía con las familias víctimas de desaparición y ejecuciones extrajudiciales, a quienes la Oficina seguirá acompañando”.

“Nos solidarizamos con el CDHNL y su director Raymundo Ramos Vázquez, quienes han sido objeto de señalamientos infundados que buscan dañar su buen nombre, quebrantar la confianza de las víctimas con sus acompañantes de sociedad civil y criminalizar la defensa de los derechos humanos”, expusieron integrantes de Fundec en un comunicado.

Para las familias de Fundec, no cabe duda de que la estrategia iniciada contra el defensor y sus representados busca “no sólo debilitar la exigencia de verdad y justicia, sino también la de minimizar la grave problemática que afecta no sólo al estado de Tamaulipas sino a todo México”.

Por ello Fundec exigió a las autoridades protección para los familiares de las víctimas de desaparición en Nuevo Laredo, así como realizar la búsqueda de los desaparecidos y garantizar “el pleno acceso a la justicia”.

“A las familias de Tamaulipas y sus acompañantes les decimos que no están solos en esta terrible lucha contra el crimen organizado y el Estado criminal, tenemos que cerrar filas y unir nuestros clamores de justicia”, puntualizaron las familias que integran Fundec.

Los actos intimidatorios y difamatorios contra el presidente del CDHNL y algunas familias fueron denunciados en la reunión que se llevó a cabo el miércoles 6 en la presidencia municipal de Nuevo Laredo, a la que asistieron el representante de ONU-DH, Jan Jarab, así como el subsecretario de Derechos Humanos de Segob, Rafael Avante; el responsable de la Comisión Nacional de Búsqueda, Rafael Cabrera, y el fiscal de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la PGR, Abel Galván.

A la reunión asistieron Ramos Vázquez y medio centenar de familiares de personas que fueron detenidas arbitrariamente por personal de la Semar; algunas de éstas permanecen desaparecidas y otras más aparecieron sin vida con huellas de tortura y de ejecución extrajudicial.

Al término del encuentro arreció en redes sociales la campaña contra el defensor y algunos de sus representados, hostigamiento al que se sumaron algunos medios nacionales y columnistas, que vinculan a Ramos con el crimen organizado; incluso, varios señalando como fuente de la información a personal de la Semar.

Comentarios