Detienen a activistas que se manifestaban contra obras de remodelación en Q. Roo

CANCÚN, Q.Roo. (apro).- Granaderos reprimieron y detuvieron este viernes a activistas que se manifestaban contra el inicio de las obras de remodelación del parque principal de Puerto Morelos, ubicado entre Cancún y Playa del Carmen.

Hasta esta tarde se había reportado la detención de cinco activistas: Daniela Zambrano Castello, Elena Monserrat Lastra Pérez, Carlos Hernández Saldaña, María Valentina François Guichoux y Diego Martín Arlia.

Elementos de la policía municipal mantienen cerrados los accesos al llamado casco antiguo de Puerto Morelos y montaron un operativo para detener a más activistas, según dirigentes del movimiento.

A la medianoche del jueves, bajo la lluvia derivada por la depresión tropical “Cristóbal”, las obras de remodelación iniciaron con la demolición del kiosco del parque.

La obra, impulsada por la alcaldesa Laura Fernández Piña, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), cuenta con una inversión de 19 millones de pesos y fue anunciada desde octubre del año pasado.

A principios de este año, cuando la comuna pretendió arrancar los trabajos, pobladores se opusieron e instalaron guardias en el Casco Antiguo.

Sin embargo, a medianoche y bajo una pertinaz lluvia empezaron las obras. Además, con el pretexto de inhibir la movilidad por la pandemia, las inmediaciones del parque están cerradas al tráfico de automóviles.

“Están tirando el Casco Antiguo, nos encontramos en Puerto Morelos. Ya empezaron con la demolición”, señaló la usuaria Sherlyn Arleth a través de un video en redes sociales, justo en el momento en que maquinaria pesada derrumbaba la estructura.

De inmediato, decenas de personas se movilizaron al lugar para impedir que continuara la demolición.

“Destruyeron el parque, estamos muy tristes… Nos manifestamos pacíficamente, no tocamos a nadie. El hecho de estar sentados fue motivo de agresión, y ahorita lo que nos preocupa es que ya ves que en todos los lugares donde se los llevan (a los detenidos), ya no los regresan, tememos por sus vidas. A ellos los arrestaron, a un compañero lo golpearon muy feo”, dijo la activista Tania Flores Ochoa.

Subrayó que Puerto Morelos tiene otras necesidades, como un hospital o espacios culturales para los jóvenes. Hace dos años, abundó, se invirtieron recursos para mantenimiento en la zona y hoy de nueva cuenta pretenden destinar 20 millones de pesos para esta remodelación.

“Nos hicieron llegar un mensaje de que nos cuidáramos, porque había órdenes de tirar a matar. Hay muchas cosas que nos preocupan, porque estamos siendo reprimidos, no tenemos derecho a la libertad de expresión, entonces sí tememos por nuestras vidas; varios compañeros han sido amenazados”, lamentó.

Mientras tanto, dijo, seguirán gestionando amparos y movilizándose en redes sociales, aunque reconoció que de momento es difícil estar en el lugar, por temor a ser agredidos por los elementos policiacos.

“No es una cuestión de uno o dos meses, tenemos años, desde que empezó esta administración ha imperado la corrupción. Desde que llegó esa persona al poder fue a través de compra de votos, de muchas malas mañas, entonces vamos a seguir defendiendo a Puerto Morelos. Aprobaron 59 millones de pesos más para pavimentaciones y guarniciones en lugares donde ya trabajaron, entonces hay maña”, puntualizó.

El secretario general del ayuntamiento de Puerto Morelos, Miguel Ángel Zetina Cuevas, señaló que el arresto de cinco personas que protestaban por el arranque de las obras de remodelación de la plaza principal de la localidad fue para proteger su integridad física.

A través de un comunicado, manifestó que la policía de Puerto Morelos evitó que estas cinco personas “sufrieran alguna lesión grave cuando la maquinaria pesada ya había comenzado a operar”.

De acuerdo con Zetina Cuevas, hay evidencia de que los uniformados tuvieron que intervenir para proteger a los cinco manifestantes, entre los que se encuentran un ciudadano argentino y una francesa.

Durante varias horas, aseguró, un grupo de inconformes se dedicó a agredir verbalmente a los policías e incluso arrebató a los trabajadores sus cubrebocas, para luego grabarlos diciendo que no llevaban esos implementos sanitarios en medio de la pandemia por covid-19.

Directivos de la empresa constructora a cargo de la obra solicitaron la presencia policiaca, luego de que sus trabajadores empezaron a ser acosados por un grupo de alrededor de 70 personas, entre ellas varios extranjeros y otros con intereses políticos en la localidad, insistió.

“Siempre hemos sido un pueblo pacífico. Las conductas que estamos viendo no son propias de nuestros vecinos. Se trata de actitudes de personas que vienen de fuera y tienen poco tiempo en la comunidad, y algunos tratan de aprovechar con fines políticos”, subrayó Miguel Ángel Zetina.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, Alberto Capella, se deslindó de las actuaciones de los policías de Puerto Morelos, municipio en el que opera el “Mando Único”.

“A las 19:22 horas del día de ayer ORDENE a todos los Mandos Policiales en el estado adheridos al Mando Único supervisaran personalmente el actuar del personal a su cargo poniendo mayor atención de la acostumbrada para evitar excesos, errores o abusos contra la ciudadanía dado los hechos en otras regiones país y del mundo. Lamentablemente en el caso de Puerto Morelos NO SE ACATÓ esa instrucción y se actuó sin planear, evaluar y medir las consecuencias”, escribió en sus redes sociales.

Y anticipó que, en conjunto con la Fiscalía General del estado, la SSP investigará y evaluará “al mando que tomó esas decisiones, sin prejuzgar ni adelantar juicios”.

Comentarios

Load More