Albacea de Juan Gabriel acusa a César Duarte de retener obra de Diego Rivera

Juan Gabriel y César Duarte. Foto: Demián Chávez y Octavio Gómez Juan Gabriel y César Duarte. Foto: Demián Chávez y Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras conocerse la detención del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, y tomando en cuenta que “ya es localizable”, el albacea del compositor Juan Gabriel informó a Apro que presentará una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) para que aquél responda por el paradero de una obra de Diego Rivera que, aseguró, pertenece a la herencia del “Divo de Juárez”.

Se trata de “Retrato de María Félix”, obra de gran formato que pintó Diego Rivera –y por tanto Monumento Artístico, según lo dispuesto en la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos– de la mítica actriz de la época de oro del cine mexicano y que desde 2016 no aparece, según Guillermo Pous Fernández, albacea de Alberto Aguilera Valadez, Juan Gabriel (1950-2016), y abogado de Iván Aguilera, heredero del cantante.

Retrato de María Félix (Cortesía Archivo Gregorio Luke)

La obra, refirió Pous Fernández, se la dio Juan Gabriel a su entones amigo César Duarte –aprehendido en Estados Unidos, acusado de corrupción, desvío de recursos del erario y presunto lavado de dinero– para que la resguardara, porque el domicilio donde la tenía el compositor carecía de seguridad.

“El cuadro perteneció a María Félix, quien se lo regaló a Juan Gabriel por la estrecha e íntima amistad que tenían; él lo tuvo un tiempo en su casa en Ciudad Juárez, después en un domicilio en Malibú, California, pero lo quitó de ahí por la humedad que le podría afectar, se embaló y se llevó a una casa que tenía en San Miguel de Allende (Guanajuato)”, señaló en entrevista telefónica.

Añadió: “Cuando muere Alberto en 2016 hicimos un inventario y en San Miguel no estaba ese cuadro, entonces presentamos una denuncia en la Procuraduría de San Miguel de Allende; al investigar e indagar más llegamos a la conclusión que Alberto le pide al exgobernador que resguarde la obra, porque San Miguel no era el mejor lugar, es un rancho y sólo estaba la señora de limpieza y un jardinero”.

–¿Qué certeza tienen de que la tuvo César Duarte?

–Hicimos una cita con Duarte y su esposa en 2016 en Cancún, Quintana Roo, y ahí reconoció que la tenía, pero después ya no tuvimos contacto con él porque deja el cargo como gobernador, y empezó a enfrentar problemas legales; después contactamos a un excolaborador personal, quien dijo que le constó esa entrega y que la tenía este excolaborador de Duarte en resguardo; no era servidor público, pero nos dio una cantidad de condiciones absurdas para devolverlo y nos negamos, así que le exigimos que lo devolviera.

–¿Qué exigencias?

–Eso lo proporcionaremos en una demanda pertinente.

–¿Por qué decirlo hasta ahora?

–Cuando supimos de su detención (el pasado 8 de julio) creímos que era el momento oportuno para adherirnos a esta inercia (…) para interponer una denuncia por el robo correspondiente ante la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de quien resulte responsable, y él (Duarte) en calidad de testigo principal para que conteste y sea restituida esa pieza, ya sea que la conserva él o quien la tenga y la devuelvan.

Foto; Especial

Pous Fernández refirió que la denuncia, que apenas se está estructurando, será de tipo penal, y que la pieza que retrata a María Félix casi a escala humana tendría un valor de entre cinco y siete millones de dólares.

“Desconocemos el tiempo que nos pueda tomar recuperar la obra, sobre todo por la condición sanitaria por la que atraviesa el país, pero pasaría a formar parte de la herencia, y entiendo que como resultado (Iván Aguilera) buscaría ponerla en alguno de los museos que pretende abrir sobre Juan Gabriel”, concluyó el abogado especializado en Derechos de Autor.

La obra no fue del gusto de María Félix

La obra pintada por Diego Rivera muestra a María Félix (1914-2002) sentada, con un vestido de tela semi-transparente, por lo que se alcanza a ver el busto de la actriz, específicamente los pezones. El detalle nunca le agradó a María Félix ni a su entonces marido, Alex Berger.

En una entrevista con Abraham Zabludovsky, a principios de los noventa, la misma actriz contó que le pidieron a un albañil que retocara el busto de la obra.

Cortesía Archivo Gregorio Luke

Al respecto, Guillermo Pous comentó que, aunque su cliente conoce esta versión, fue la misma María Félix, en calidad de amiga, quien le afirmó a Juan Gabriel que fue Rivera quien retocó la pieza, a petición de aquella.

Sobre el punto, el conferencista Gregorio Luke, “Medalla de Oro Mayte Spínola” en la categoría de “Crítica de Arte” y conocedor de María Félix, comentó:

“Dudo que haya sido Diego quien la retocara, no hubiera aceptado un retoque de este tipo, en todo caso debió haberlo ordenado María; hay estudios fotográficos donde se alcanza a notar la diferencia entre el original y el retocado, y aun con retoque se alcanza a ver bien el detalle en el busto.

“Lo que es innegable es la estrecha relación entre Félix y Rivera; Diego tiene los escritos más bellos sobre ella y son impresionantes, se desvive de amor. Creo que si hay oportunidad de volverse a ver sería estupendo para el pueblo de México, y desde luego sin ese retoque absurdo, que se mostrara la obra tal y como Diego la hizo”.

Respecto del valor de la obra, Luke, hijo de la reconocida bailarina y coreógrafa Gloria Contreras (1934-2015), quien fuera Premio Nacional de Ciencias y Artes 2005, apuntó:

“Son piezas extraordinarias, cualquier obra de Rivera tiene un valor alto, y en este caso retrata a una actriz emblemática en México, pero sobre todo retrata toda una época”.

Comentarios

Load More