festival cervantino

Tania Libertad cerró a "capella" la edición 49° del Festival Cervantino

La cantante de origen peruano, reafirmó su experiencia en los escenarios dejando perplejos a los asistentes a la Alhóndiga de Granaditas al cerrar a capella con el tema “Alfonsina y el mar”.
lunes, 1 de noviembre de 2021

GUANAJUATO, GTO (apro).- Para los que llegaron a cuestionar que Tania Libertad fuera la invitada para cerrar el Festival Internacional Cervantino (FIC), la cantante de origen peruano acalló voces en una noche única que cerró la 49 edición.

Se pensó que sería una de sus presentaciones más en el encuentro artístico-cultural  --ha sido asidua, y así lo reconoció en el escenario--, la artista reafirmó su experiencia dejando perplejos a los asistentes a la Alhóndiga de Granaditas al cerrar a capella con el tema “Alfonsina y el mar”.

El concierto que se anunció desde un inicio como un “Homenaje a Armando Manzanero”, arrancó pasaditas las 20 horas de este domingo con un breve video de semblanza del compositor yucateco que se mostró en las tres pantallas del escenario, en donde se recordó sus 70 años de trayectoria. En seguida Libertad salió a la Alhóndiga y con ello una ovación en cuanto se escucharon las primeras líneas de “Te extraño”.

Le siguieron “Dormir contigo”, “Esperare”, e hizo una pausa para afirmar que “de los 41 años que llevo viviendo en México, he de tener casi 40 de presentarme en el Cervantino, agradezco a quienes piensan siempre en mí para este festival”. La velada de boleros continuó con sendos temazos, desde el hit de telenovelas “Nada personal”, a “Cuando estoy contigo” (en donde se mostró un video de Manzanero compartiendo en el piano junto a Celia Cruz), y “Señor amor”.

Para entonces solo se calentaban motores.

Libertad se dirigió al público comentando que si hay algo que aprendió de Manzanero fue su carácter solidario hacia las nuevas voces, “te presentaba a alguien y decía ‘ahí te la encargo’, así que haré mía su frase para presentarles a una joven pianista y tremenda cantante, Joaquina Mertz”.

A dueto interpretaron “Perdóname”, y Mertz (quien además es modelo, compositora y activista por los feminismos) se quedó en el escenario para “Me vuelves loca”, “Salud cariño”, y “Tal vez, quizá” canciones con los que la capitalina dio muestras de su potencial, aunque entre algunos destellos de nervios, logrando adueñarse de la Alhóndiga. Para “No” Tania Libertad resurgió en el escenario.

Como quien se sabe dueña y conocedora de su voz la cantante continuó con “Adoro”, “Todavía”, “Yo sé que volverás” (de Luis Pérez Sabido) y “Voy a apagar la luz”.

Después Juan Pablo Manzanero, como invitado extra especial interpretó en el piano el tema de su autoría “Amando sin amar”, y después “El ciego”, una canción que calificó como poco conocida por el público y quizá la única en la que Armando, su padre, se inspiró en un hombre: José Feliciano.

Después con Libertad en el escenario hicieron una mezcla en donde Manzanero interpretaba “Contigo aprendí” y la peruana respondía con “Somos novios”, terminando ambos al unísono con “No se tú”.

Siguió Tania en su concierto con “Como yo te ame”, “Por debajo de la mesa” para cerrar con “Esta tarde vi llover” para el cual llamó a Manzanero y Mertz al escenario.

Y dado que en Guanajuato ya se respiraba el olor a cempazuchil, por las actividades de Día de Muertos, ofrendas y coloridas catrinas por las calles, a dueto con Mertz llegó “La llorona”.

Pero el público no la dejó ir, y regresó para interpretar una de José Alfredo Jiménez: “Vámonos”, tema en la que Libertad le reconoció se vio como un adelantado a su época pues la letra aborda el tema de las clases sociales.

Concluyendo con clásicos en su voz: “Gracias a la vida”, “Concierto para una sola voz” y “Alfonsina y el mar”, a esta última le dio un toque especial aprovechando el silencio de la Alhóndiga de Granaditas para entonarla a capella, comenzó cantándola sin música para después de algunas estrofas alejarse del micrófono hasta que se escuchó toda de viva voz.

A lo lejos alguien gritó “¡Bravo!, y bastó un ademán de Libertad para decirle que aguardara el momento. Al término de la letra se desbordaron los aplausos y Libertad salió del escenario satisfecha.

Para cerrar la noche se mostró un video en las pantallas con la imagen de promoción del 50 aniversario del Cervantino para el 2022 (misma que estuvo cargo del diseñador Rafael López Castro), y en seguida un tremendo espectáculo pirotécnico en sincronía con música como avance del medio siglo del encuentro artístico-cultural más importante de América Latina, en el que se promete “echar la casa por la ventana”.

Si bien no se habló de presupuesto para el próximo año en la conferencia de prensa que anunció a país y estado invitados (Corea y Ciudad de México, respectivamente), Mariana Aymerich, directora del Cervantino, solo reconoció para Apro que sería un presupuesto mayor a 2019, es decir más de 84 millones, aunque cabe recordar que en ese año se recortó un 20% respecto a 2018. Por lo pronto Guanajuato aguardará un año más para recibir el aforo total en el Cervantino.

Comentarios