España 2-0 a Honduras

lunes, 21 de junio de 2010

México, D. F., 21 de junio (apro).- Con dos golazos de David Villa –quien encima erró un penal-, España superó apenas 2-0 a una débil Honduras y decidirá su suerte en el Mundial el próximo viernes contra el líder del Grupo H, Chile.

Aunque el equipo dirigido por Vicente del Bosque mostró su mejor cara en lo que fue su segundo juego en Sudáfrica, su permanencia en el Mundial todavía no está garantizada, toda vez que deberá echar mano de la calculadora en virtud de la
combinación de resultados.

España (3 puntos), que perdonó una goleada sobre el equipo catracho, necesita del triunfo para garantizar su boleto a octavos de final y podría terminar como líder su sector en caso de que Suiza (3) no logre la victoria por un mínimo de dos goles de
diferencia.

En cambio, Chile (con 6 unidades) avanzará con el empate ante los españoles. Pero una derrota lo hará depender del resultado de Suiza, que a su vez enfrentará a Honduras, virtualmente eliminada.

Lo cierto es que la Furia roja dejó todo en suspenso para este fin de semana en el cierre de la ronda por grupos, a sabiendas que cualquiera de los contrincantes podría quedar eliminado de la Copa del Mundo.

Luego de su inesperado tropiezo ante Suiza, España, actual campeona de Europa, avasalló a un tenso adversario que no sólo sumó su segundo descalabro, sino que dejó en evidencia todas sus carencias técnicas.

Villa, quien fue designado el mejor jugador del partido, marcó a los 17 y 51 minutos.  El primero lo registró en una jugada individual por la banda izquierda, donde superó la marcación de tres defensas y cayéndose lanzó el punterazo que
colocó el Jabulani en el ángulo del guardameta Noel Valladares.

El propio Villa se perdió del primer gol al minuto 6 con un violento remate que rebotó en el travesaño.

Enseguida, el delantero Torres, desaprovechó un par de ocasiones clarísimas en menos de un minuto.

Con ritmo vertiginoso los españoles mantuvieron a raya a la zaga centroamericana, si bien carecieron de puntería para reflejar su claro dominio futbolístico.

David Villa incrementó la cuenta con un remate potente a la altura del manchón penal que fue desviado por el zaguero Chávez.

Y luego, para rematar, falló el penal que le cometieron a Jesús Navas, al minuto 60.

Después, los españoles encontraron más ocasiones de gol que no prosperaron, algunas veces por el tino de la defensa y otro por los yerros de los atacantes.  

Comentarios