Guillermo Álvarez

Excolaboradores de "Billy" Álvarez colaboran con la FGR y declaran en su contra

Miguel Eduardo Borrel Rodríguez y Ángel Martín Junquera Sepúlveda, excolaboradores jurídicos cercanos a Guillermo "Billy" Álvarez, declararon en contra del exdirigente y solicitaron un criterio de oportunidad.
lunes, 5 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Miguel Eduardo Borrel Rodríguez y Ángel Martín Junquera Sepúlveda, asesor jurídico y exdirector jurídico de la Cooperativa Cruz Azul, aportaron información a la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de Guillermo "Billy" Álvarez y, a cambio de su colaboración en la investigación, solicitaron el beneficio del criterio de oportunidad.

Borrel y Junquera están involucrados en la investigación por lavado de dinero, por lo que pidieron este beneficio a cambio de brindar toda la información que tienen sobre los malos manejos de Álvarez y los otros involucrados.

El criterio de oportunidad es un recurso legal que permitiría a Sepúlveda Junquera y a Borrel Rodríguez que no se ejerza acción penal en su contra.

La información que proporcionaron al solicitar el criterio de oportunidad confirma la acusación por lavado de dinero y delincuencia organizada que sostiene la Fiscalía en contra de "Billy" Álvarez, su cuñado Víctor Garcés y ahora también en contra de Alfredo Álvarez.

Junquera, quien fuera el principal asesor legal de Billy Álvarez durante más de una década, narró en su solicitud de criterio de oportunidad diversos esquemas a través de los cuales Billy Álvarez junto con su hermano Alfredo y su cuñado Víctor Garcés, lograron robar millones de pesos a la Cooperativa Cruz Azul.

Además, clarificaron las vías y procesos a través de los cuales realizaban el “lavador” de dinero, con la disposición indebida del Plan de Pensiones y Jubilaciones de los cooperativistas hasta la utilización de la red de empresas fantasmas para el lavado de dinero. Y aportó más de 20 pruebas, entre ellos algunos videos.

Por su parte, Miguel Eduardo Borrell, director Jurídico de la Cooperativa quien fuera incondicional de Billy Álvarez, puso al descubierto el mecanismo por el cual Billy Álvarez autorizaba el pago de servicios inexistentes a diversas empresas “apadrinadas” o impuestas por Víctor Garcés y Alfredo Álvarez, quienes nunca dejaron de tener relación e injerencia en la Cooperativa, el Club Deportivo y empresas del Grupo Cruz Azul.

El abogado Borrell señala en su solicitud de criterio de oportunidad que recibía cantidades de dinero mensualmente proveniente del esquema de pagos a empresas fantasmas para después ser entregado a Billy Álvarez, quien lo entregaba a Víctor Garcés y a Alfredo Álvarez.

Asimismo, señala con detalle que Billy Álvarez junto con su hermano Alfredo y su cuñado Víctor Garcés implementaron una estrategia de fabricación de acusaciones para amedrentar y desactivar a los socios disidentes.

En su solicitud, el abogado Ángel Sepúlveda relata que los malos manejos financieros se dieron desde 2004, cuando los hermanos Álvarez en complicidad con Víctor Garcés modificaron cláusulas de un fideicomiso que beneficiaba a socios y jubilados, para que la empresa Impulso Agente de Seguros y Fianzas S.A de C.V recibiera diversos pagos de pólizas.

Esta misma empresa, también fue contratada como Consultora del Comité Técnico, servicio por el cual recibía otro pago.  

Según Junquera, esta empresa es representada por Carlos Javier Terroba Wolff, persona con la que Víctor Garcés tuvo una relación de negocios durante su gestión como director jurídico de la Cooperativa.  

Luego por Impulso Agente de Seguros y Fianzas S.A de CV, a través de diversas empresas de su propiedad, obtuvo diversos contratos por parte de la cooperativa que le dieron ingresos por 160 millones 540 mil pesos. 

Dichos contratos estaban relacionados con servicios dirigidos supuestamente a los beneficiarios del fideicomiso. Sin embargo, el beneficio no se materializó y las transacciones hechas solo desfalcaron el fideicomiso de los trabajadores.

A cambio de depositar el dinero en sus empresas, los dirigentes condonaron una deuda que Terroba Wolff tenía con la cooperativa. 

Sepúlveda Junquera señala que estos depósitos fueron solo el inicio de la estrategia mediante la cual los hermanos Álvarez, junto con Garcés desviaron millones de pesos.

Comentarios