Tokio 2020

La escalada deportiva y el karate arrancan en Juegos Olímpicos... sin competidores mexicanos

La ausencia de atletas nacionales en Tokio 2020 va emparejada a los problemas extradeportivos, a causa de la doble figura de presidentes en disputa por el control de las federaciones.
lunes, 2 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La escalada deportiva y el karate son dos de los cinco deportes que hacen su estreno en Tokio 2020 junto con el surf, skateboarding -o patineta- y el beisbol, que está de vuelta en el programa olímpico. Pero a diferencia del llamado “Rey de los deportes”, el resto de estas disciplinas no tienen representantes mexicanos en la cita olímpica.

En el caso de la escalada deportiva y el karate, las ventanas se les cerraron en la recta final del proceso clasificatorio rumbo a Tokio. Para empeorar, la ausencia de atletas nacionales de dichos deportes en el torneo olímpico va emparejada a los problemas extradeportivos, a causa de la doble figura de presidentes en disputa por el control de las citadas federaciones.

Resulta que mientras unas federaciones son reconocidas por la Conade, otras ostentan el respaldo de la federación internacional, instancia que avala a los atletas en las diversas competiciones en el mundo y, por consiguiente, del Comité Olímpico Mexicano (COM), responsable de inscribir a los deportistas en los eventos internacionales, como el caso de los Juegos Olímpicos.

En lo que respecta a los atletas, el deporte de escalada afrontó un reto difícil, máxime que las plazas olímpicas estaban limitadas a 20 hombres y 20 mujeres. Y quedó demostrado que México no es potencia en esta disciplina.

Los escaladores nacionales iniciaron su proceso por un boleto olímpico en el Mundial de 2019, en Tokio, donde se entregaron 12 lugares para hombres y una cantidad similar a las damas. Cinco boletos más fueron repartidos a cada contingente y el pase restante correspondió al país anfitrión.

“En el Mundial de Tokio nos quedamos fuera de las plazas. Sin echarle la culpa a nadie, no nos alcanzó. Lo que seguía era buscar el boleto continental…”, asegura el presidente de la Federación Mexicana de Deporte de Escalada, Alfredo Velázquez Iñiguez, cuya asociación no es reconocida por la Conade, pero sí por la federación internacional y el COM.

El siguiente, y último, llamado tuvo lugar en Los Ángeles, California, en febrero de 2020. Pero hasta ahí llegó el intento, ya que sólo clasificó a la final José Ramón Santos Buhl, el mejor exponente del país y campeón nacional de escalada deportiva de la Comisión Nacional Deportiva Estudiantil de Instituciones Privadas (Conadeip) 2019. “Ahora nuestra meta está puesta en Francia 2024”, se resigna Alfredo Velázquez.

A un año y medio del infructuoso intento, Velázquez refiere que si Estados Unidos y Canadá hubieran asegurado un lugar en el mundial, “quizá algún representante de Latinoamérica habría obtenido la plaza, pero nos tocó bailar en Estados Unidos, donde hay 500 muros de escalada. En contraste, nosotros apenas tenemos 50”, y la mayoría pertenece a particulares.

La escalada deportiva se desarrolla exclusivamente en muros artificiales, construidos para ese fin. La competencia consta de tres modalidades: búlder (escalada en bloque), dificultad y velocidad. Cada participante compite en todas las modalidades y los medallistas se definen por la puntuación que arroje la suma de las tres clasificaciones.

En el búlder, los deportistas escalan la mayor cantidad de vías, sin ensayo previo a la competencia, en un muro de 4.5 metros de alto sin estar atados a cuerdas de seguridad. En la “dificultad” (o punta), los escaladores están sujetos con cuerdas de seguridad y disponen de 6 minutos para ascender el muro de 15 metros, sin caerse.

En la “velocidad”, que a partir de los Juegos Olímpicos París 2024 se realizará de manera individual, dos atletas escalan una pared de 15 metros de altura en un ángulo de 95 grados en el menor tiempo posible. El ganador será el que apague primero el reloj.

Abandono

En el país existen cerca de 50 muros para la práctica de la escalada deportiva. La mayoría son de la especialidad de búlder y dos de velocidad. De estos últimos, uno está ubicado en la Ciudad de México y otro en Puebla –“pero el particular no lo utiliza porque no le deja dinero”, admite Velázquez.

El presidente de esta federación evidencia que los muros propiedad del gobierno están abandonados en su mayoría. “En 2004 se levantó un muro en la sede de la Conade, en tiempos de Nelson Vargas, y permaneció en el olvido a partir del sexenio de Felipe Calderón”, hasta el pasado 15 de julio.

Ese día, Arturo Herrera Gutiérrez dejó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pero antes subió un mensaje en su cuenta de Facebook, acompañado de una imagen en la que aparece con la directora de la Conade, Ana Gabriela Guevara, teniendo como fondo el muro despreciado.

“Estoy convencido de que el talento de los atletas genera mejores frutos cuando son apoyados. Con Ana Gabriela Guevara realizamos la rehabilitación de todas las instalaciones para los deportistas de alto rendimiento. Hoy recorrimos algunas de estas instalaciones en Villas Tlalpan Conade.

“Realizamos un recorrido por los recién rehabilitados comedores para atletas y alberca semi-olímpica, financiado por medio del #Fideporte. También lanzamos el proceso de rehabilitación del área de escalada en roca”, anunció Herrera, aficionado al ciclismo de montaña y la escalada deportiva.

Previo al aviso, Velázquez expuso la situación actual de su deporte, en entrevista para Apro, y se refirió en estos términos a dicha instalación: “es el fantasma de la Conade, el muro de los lamentos…”.

Esa es la triste historia del muro de la Conade, añade. “Nuestra ilusión era tener un muro pensando en que seríamos deporte olímpico, y una vez que la escalada deportiva pasó a ser olímpica el muro no puede utilizarse porque nunca le dieron mantenimiento. Afortunadamente, ahora un particular está construyendo un muro de velocidad”.

La pared de la Conade, revela, se deterioró con el tiempo y las reglas cambiaron. “Ya no hubo la misma voluntad. Todavía en 2014 hicimos el Campeonato Juvenil Panamericano con la participación de 214 atletas de 13 países, e instalamos un pequeño muro de velocidad, pero ya la pared estaba estropeada. Conclusión: en 2015 programamos el Campeonato Nacional en ese muro, y tres días antes del evento me lo cancelaron”, cuando la Conade fue dirigida por Alfredo Castillo.

La lista de muros desatendidos es numerosa, de acuerdo al registro del titular de dicha federación: uno está en el Instituto Estatal de Cultura Física y Deporte (INDE) de Nuevo León; otro en el municipio de Salamanca; uno más en Chihuahua, mientras que en la Sala de Armas de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca se construyó una pared que posteriormente fue retirada.

Muro en sala de armas, construido en 1992, retirado en la última remodelación en Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca, CDMX

“A alguien se le ocurrió hacer un muro en los tiempos de Miguel Ángel Mancera en el Parque Imán, en Avenida del Imán en la Ciudad de México, y el muro duerme el sueño del justo: también está abandonado”, acusa.

Estas paredes fueron desatendidas, recuerda, antes que el deporte de escalada se integrara al programa olímpico, en agosto de 2016, cuando la asamblea del Comité Olímpico Internacional aprobó por unanimidad la inclusión de los cinco nuevos deportes al calendario de Tokio 2020.

“Estos muros habrán representado un negocio para alguien. no puedes construir una instalación si no hay un proyecto acompañado de un programa de mantenimiento y un programa ejecutivo, en el que participe el instructor, ya sea del municipio o del estado. Por lo tanto, se convierten en muros abandonados”, señala Velázquez.

El directivo reconoce la existencia de dos federaciones nacionales de disciplinas similares, aunque aclara que sólo la Federación Mexicana de Escalada Deportiva tiene el reconocimiento de la Federación Internacional de Escalada Deportiva (IFSC) y, por consiguiente, cuenta con el aval del COM.

Por su parte, el otro organismo, Federación Mexicana de Deportes de Montaña y Escalada, encabezada por Francisco Montiel Neria, también se ufana en recordar sus “méritos de campaña”.

Así lo hizo saber el miércoles 21 de julio en sus redes sociales: “la escalada deportiva se estrena en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, a inaugurarse este viernes 23 de julio, un sueño que la FMDyE ayudó a consolidar como socio fundador de la IFSC con la incansable participación durante años de sus atletas, siendo José Ramón Santos Buhl y Arantza Fernández Gutiérrez los mejores…”.

Para esta federación no pasó desapercibida la visita del ex titular de la SHCyP en las instalaciones de la Conade. “A días del debut de la escalada deportiva en los Juegos Olímpicos se suma la emoción del apoyo de Conade para la remodelación del muro de escalada deportiva…”.

La escalada deportiva tendrá lugar del 3 al 6 de agosto de 2021.

Muro en el Parque Iman , inaugurado en 2018, sin uso a la fecha.

Karate, la misma ruta

Esta disciplina de arte marcial también hará su estreno en Tokio 2020 sin la participación de karatecas mexicanos, ya que ninguno consiguió una de las 24 plazas en disputa.

En los primeros días de junio pasado, sin recursos ni apoyos de la Conade derivado de los pleitos por la duplicidad en el cargo de presidente de la Federación Mexicana de Karate y Artes Marciales Afines, la selección nacional de karate participó sin éxito en el Preolímpico de París, en busca de un lugar en Tokio 2020. Y no hubo sorpresas: México tampoco tendrá representantes en la cita olímpica.

El torneo clasificatorio, realizado en el pabellón deportivo Stade Pierre de Coubertin, en París, repartió 24 pases a Tokio 2020, tres en cada una de las ocho categorías participantes.

En este Preolímpico, Guadalupe Quintal, especialista en kumite (combate), de la categoría más de 61 kilos, consiguió dos victorias y una derrota, resultado que también obtuvo Carlos Villareal en la división -75 kilos, pero no fue suficiente para garantizar el pase olímpico.

A su vez, Juan McCormick (medalla de bronce en el Campeonato Panamericano Juvenil México 2012 y quinto lugar en el torneo de la Federación Panamericana de Karate) fue derrotado en la primera ronda de kumite por el eslovaco Gyurik Adi en la categoría +75 kilogramos. La misma suerte corrió Xhunashi Caballero en -65 kilos.

En kata (forma), Pamela Contreras, José Armando Luque en -55 kilos, y Alicia Hernández en -55 kilos tampoco alcanzaron un lugar en Tokio.

Las competencias de karate se realizarán del 5 al 7 de agosto en las modalidades de kata y kumite.

En los días previos al Preolímpico de París afloraron los problemas que arrastra la disciplina, a raíz de los pleitos legales entre dos particulares por el control de la Federación Mexicana de Karate y Artes Marciales Afines (Femeka), tal como documentó Proceso (2328) en junio pasado.

Por un lado, Oscar Godínez Balvas, quien se asume como el “auténtico” titular de la Femeka, acusó a su ex discípula Samantha Desciderio Olvera de traicionarlo y maquinar su destitución al frente del organismo por medio de la falsificación de documentos, y con ello fue designada presidente de esta a. c.

El caso es que mientras Godínez Balvas cuenta con el respaldo de la Conade, Samantha Desciderio tiene el reconocimiento de la federación internacional y del propio COM.

Lo anterior ocasionó que la Conade excluyera al karate de los Juegos Nacionales Conade (antes Olimpiada Nacional) 2021. En ese contexto, el organismo que dirige Ana Gabriela Guevara turnó un oficio el 28 de abril de 2021 a los directores de los institutos y organismos de Cultura Física y Deporte en el cual les indica que dicha disciplina se encuentra envuelta en problemas jurídicos, “ajenas a la organización” de los referidos juegos.

De acuerdo a la Conade, “no existen las condiciones de legalidad e imparcialidad que garanticen el correcto desarrollo del evento”, y aclaró que la medida fue ordenada por el director de Eventos Deportivos Nacionales y Selectivos, Miguel Ángel Navarro.

Un total de 80 karatecas (60 en la modalidad de kumite y 20 en kata) se disputarán las medallas del 5 al 8 de agosto.

Comentarios