Sobre el Museo Subacuático de Campeche

lunes, 18 de diciembre de 2017
En relación con la nota publicada por su prestigiado medio de comunicación el pasado día 8 de diciembre, escrita por Rosa Santana y titulada “Más caro y en otro sitio el Museo Subacuático de Campeche”, precisamos lo siguiente: En la nota se mezclan dos proyectos muy diferentes. El Museo de Arqueología Subacuática, Reducto de San José, dependiente del INAH, efectivamente se encuentra en el Reducto de San José y tiene como objetivo principal dar a conocer los avances en materia de arqueología en áreas inundadas, sean cuevas, cenotes, ríos o el mar de la Península de Yucatán, una de las regiones más ricas en este patrimonio debido a su particular tipo de suelo y su ubicación en la ruta entre Veracruz y otros puertos del Golfo de México, el Caribe y Sudamérica. - Es un museo incluyente, tema que no se menciona pues es accesible para todo tipo de público. Asimismo, es parte de la Red de Museos del Instituto Nacional de Antropología e Historia y su personal es pagado por el Gobierno Federal. - Este proyecto surgió de una iniciativa de la Dra. Helena Barba, arqueóloga de reconocido prestigio académico y una de las más activas en la región. Ella consiguió el apoyo del Gobierno del Estado para que se pudiera llevar a cabo la ejecución del proyecto aunque, como se menciona, su operación es de carácter federal. El proyecto al que hace mención la reportera es un Parque Museo que ha sido difundido con una denominación similar, pero es un espacio museal más vinculado a los acuarios y parques naturales. Aunque con la misma intención y promotora (ya que la Dra. Barba se ha encargado en forma particular de este proyecto), el Parque Museo será una experiencia de inmersión subacuática en la cual los visitantes tendrán que bucear para conocer las colecciones bajo el agua. Lo anterior requiere de un equipo y una condición física con la que no cuenta un muy alto porcentaje de los visitantes que sí tienen acceso al Museo de Arqueología Subacuática, Reducto de San José. El proyecto del Parque Museos, efectivamente se ha planteado en administraciones anteriores del Gobierno Estatal y se pretende ubicarlo en el Balneario de Playa Bonita, pero el INAH no tiene injerencia ni participación, más allá de la asesoría personal y entusiasmo de la Dra. Barba. Será sin duda una experiencia complementaria al Museo situado en el Reducto de San José y que, quisiéramos insistir una vez más, tiene otros propósitos, un espectro de visitantes mucho más amplio y de administración federal. El Museo de Arqueología Subacuática, Reducto de San José, no está situado en un medio acuático -como dice la reportera en su nota- porque su visita no puede estar condicionada al uso de equipo o de entrenamiento como el Parque Museo. Reiteramos, el del Reducto de San José es un museo incluyente y accesible para todo tipo de público. Se entrecomilla que se trata de un museo único en América, en este sentido, efectivamente lo es. De hecho, se trata del primer museo de este tipo y con estas características abierto en América Latina. La noche anterior a la inauguración, personal de la UNESCO otorgó al museo el distintivo de buena práctica para la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático y se recomienda que este tipo de espacios, ligados a la investigación, conservación, protección, difusión y enseñanza de un patrimonio tan rico se extienda a otros países. La intervención que menciona a la sala dos, que aparenta cuevas y cenotes de la Península de Yucatán para poder ofrecer al visitante que no bucea una experiencia inmersiva, fue resuelta en conjunto con la Sección de Monumentos Históricos del INAH y es una estructura de aluminio independiente y sin sujeción a ninguno de los muros y techos de la fortificación -que cabe aclarar, es una reconstrucción de la década de los ochenta del siglo pasado. Sin embargo, como una buena práctica, es un mobiliario desmontable e independiente que no afecta las partes de la construcción. Finalmente, en relación a las piezas exhibidas no estaban actualizadas. Usar calificativos como “la mayoría de las cuales son réplicas” confunde al público y falta a la verdad. El recinto exhibe 354 objetos originales -la gran mayoría resultado de las exploraciones de la Dirección de Arqueología Subacuática del INAH- entre los que se encuentran 261 joyas que representan el único tesoro registrado arqueológicamente a nivel mundial, ya que todos los demás descubrimientos de este tipo han sido saqueados. Además el visitante puede conocer ejemplos de navíos a través de modelos a escala. El reportaje en cuestión afirma que se exhibe el esqueleto de Naia, cuando lo que realmente está expuesto es la réplica exacta del cráneo de Naia que fue elaborada en la Universidad de California de San Diego y donada al museo. Incluye entre las réplicas los fósiles y el mamut, pero la intención no es simplemente reproducir, sino que los visitantes tengan una experiencia multisensorial y puedan tocarlos, explorarlos, sentir su textura El Museo de Arqueología Subacuática, Reducto de San José, no es una iniciativa aislada sino que forma parte de la Red de museos del INAH, lo que implica el respaldo y la acción continuada de una entidad federal con mandato propio y perteneciente a la Secretaría de Cultura Federal. Por lo tanto, está inserto en una plataforma que activamente realiza labores de investigación, preservación, rescate, conservación y comunicación. El renovado Museo de Arqueología Subacuática en el Reducto de San José dignifica un monumento histórico al tiempo de abrir un espacio para una disciplina científica, que demanda una visibilidad y articulación social en un emplazamiento inmejorable y pone en valor y presencia un acervo invaluable de la nación, a la luz de su constante investigación. Por lo tanto no es sólo un montaje museográfico sino una plataforma de socialización concebida para su constante renovación, a la luz de los hallazgos de una práctica académica viva. En espera que estas precisiones ayuden a comprender un poco más el proyecto, nuevamente nos ponemos a sus órdenes para que en cualquier caso podamos aclarar las dudas que surjan. Licenciado Suri Kairos Huerta Figueroa Dirección de Medios de Comunicación Instituto Nacional de Antropología e Historia

Comentarios

Otras Noticias