Las convulsiones de Argentina

sábado, 5 de enero de 2002
Con cinco presidentes en 12 días, Argentina se convulsiona a causa de la peor crisis de su historia Los problemas económicos, que generaron el descontento que colapsó al régimen político, atentan ya contra el sistema de convertibilidad -un dólar por un peso-- del que gozaron los argentinos a partir del gobierno de Menem, quien de nuevo busca protagonizar la lucha por el poder En su edición de este domingo, Proceso revela lo ocurrido durante los últimos minutos del gobierno de Rodolfo Rodríguez Saá, nombrado tras la renuncia del presidente electo en 1999, Fernando de la Rúa Ante la falta de apoyo de los gobernadores locales, incluso de los pertenecientes a su propio partido, el peronista Rodríguez Saá exclamó, a sólo una semana de haber recibido la Presidencia: "Yo así no sigo" El fugaz mandatario sucumbió ante las protestas callejeras que se han suscitado en Argentina a causa del desempleo, pero también por los golpes de correligionarios suyos, como el propio Menem, quien criticó la primera medida emprendida por Rodríguez Saá desde la Presidencia: la declaración de moratoria de la deuda Fue en ese momento cuando el vacío de poder se dejó sentir más que nunca, ya que el presidente del Senado, Ramón Puerta, rechazó su responsabilidad legal de encargarse de la nación, aludiendo a una supuesta enfermedad Proceso da cuenta del inicio de la "era" de Eduardo Duhalde, senador designado por el Legislativo como presidente hasta 2003, quien perdió las elecciones de 1999 frente a De la Rúa Ventila, asimismo, los movimientos que realizó el exvicepresidente Carlos Saúl Menem para conseguir el apoyo de las diferentes fuerzas políticas y afianzarse a la silla presidencial En esa estrategia fue fundamental la alianza con el exmandatario Raúl Alfonsín, quien mediante un pacto similar con Menem posibilitó la reelección de éste en 1995

Comentarios