Análisis Político: Reformar la Constitución

miércoles, 22 de mayo de 2002
Entre las frases inspiradas del presidente Fox, la dicha en España en el sentido de que hay que reformar la Constitución para quitarle todo aquello que ha permitido sobrevivir al antiguo régimen, me parece que vale la pena considerarlo En el último número de "El mundo del abogado", mi querido amigo Gerardo Laveaga suscribe un amplio artículo sobre el tema, escrito obviamente antes de que el presidente hiciera esas declaraciones Y propone, en efecto, que se reforme la Constitución, no tanto para cambiar sus líneas políticas y orgánicas sino por lo extensos y a veces oscuros textos de sus artículos Porque son solamente ciento treinta y seis artículos pero algunos de un tamaño descomunal Gerardo propone redactar una Constitución esquemática, sólo de principios, para que sean las leyes ordinarias las que se encarguen de los detalles Estoy de acuerdo con Gerardo Laveaga El mismo art 123 que tan orgullosos nos tiene, además de ser particularmente extenso ha sido reformado nada menos que veinte veces, entre otras, adicionándole el Apartado "B", obra y gracia del presidente López Mateos y que simplemente constituyó una trampa demagógica Pero le gana el art 73, relativo a las facultades del Congreso de la Unión que ha sufrido cuarenta y un reformas Rubén Delgado Moya, un cuidadoso jurista, plurifacético y publicador de cosas importantes, nos dice en su última edición de la Constitución (Editorial Sista, 14ª edic, que comprende hasta el mes de octubre de 2001) que ha sido reformada 397 veces correspondiendo a Miguel de la Madrid 61, a Carlos Salinas de Gortari 49, a Ernesto Zedillo 78 y a Vicente Fox 5 (arts 1º, 2º, 4º, 18 y 115) El detallismo de la Constitución ya había sido criticado por el diputado constituyente Fernando Lizardi cuando se opuso a que se incluyeran en el art 5º las propuestas de los jacobinos a propósito de la jornada de ocho horas, los derechos de las mujeres y los menores y, si no recuerdo mal (no tengo a la mano las actas del Constituyente), algo sobre accidentes de trabajo Su argumento, inolvidable, era que ponerle a la Constitución esas reglas equivalía a ponerle a un Santo Cristo dos pistolas A lo que Von Versten, diputado obrero, contestaría diciendo que si hacía falta le pondrían cananas y treinta treinta A nuestra Constitución le han puesto de todo, incluyendo las cananas y el treinta treinta A veces se inspira y declama principios y en ocasiones se convierte en un reglamento inclusive excesivamente detallado como reglamento, lo que es el colmo El art 14, por ejemplo, que jamás ha sido reformado y que prohíbe la aplicación retroactiva de la ley; establece las garantías de audiencia y de legalidad; rechaza la imposición de penas por simple analogía y determina, de manera implícita, el derecho a ser juzgado conforme a leyes o, en su defecto, con apoyo en los principios generales del derecho se compone de cuatro breves y sustanciosos párrafos inmortales Pero déle una repasadita al 107 relativo al juicio de amparo y verá lo que es canela Es claro que una declaración presidencial de ese alcance no puede quedar simplemente en la indefinición El presidente tiene la iniciativa para proponer reformas constitucionales y si cree que la Constitución requiere cambios de sustancia, lo menos que puede hacer es convocar a una discusión sobre la reforma a la Constitución, obviamente mejor organizada que la que se ha armado para discutir una nueva Ley Federal del Trabajo, con un proyecto hecho a su medida También podría convocar a foros de discusión de las líneas generales de lo que sería una nueva Constitución Cuenta el presidente Fox con un especialista en Derecho constitucional de alto rango: Santiago Creel, maestro de la materia y ahora buen Secretario de Gobernación Pero lo que no se puede ni se debe es elegir un país ajeno para proclamar la exigencia de cambios que, en el fondo, daría la impresión de que se fundan en lo incómodo que le ha resultado lo dispuesto en el art 88 que pone en manos del Congreso de la Unión la autorización para que el presidente se ausente del territorio nacional Y no podrá olvidar el presidente otro pequeño detalle Cualquiera que sea el resultado de las elecciones intermedias del próximo año, en el Senado, aún contando con los votos totales de los panistas, no formará mayoría si el PRI y el PRD se oponen a su proyecto Su actual integración es para los seis años Y sin hablar, por supuesto, de las Legislaturas de los Estados La experiencia de la llamada indebidamente Ley Agraria, que rechazó la Iniciativa presidencial con el voto del PAN no puede olvidarse

Comentarios