Nazar Haro, cuentas pendientes (Segunda parte)

jueves, 11 de diciembre de 2003
La Brigada Blanca, de 250 elementos México, D F, 9 de diciembre (apro)- Por vez primera, Miguel Nazar Haro confesó que él fundó la Brigada Blanca con 250 elementos, los cuales, puntualizó, "fueron entrenados para la lucha antiguerrillera en el Campo Militar Número Uno" En la indagatoria quedó asentado, así mismo, que a él le eran reportadas "las acciones y actividades el grupo especial antiguerrillero; que siendo director de la DFS, él atendió a agentes del FBI "que vinieron a México para investigar cartas que ciertos mexicanos enviaban a Estados Unidos; que los datos de quienes viajaban a Cuba en esos años eran revisados y comunicados a Estados Unidos, y que la Brigada Blanca desapareció en 1980" Cuando el Ministerio Público le puso a la vista las fotografías de algunas de sus víctimas ?Alicia de los Ríos Merino, Leticia Galarza Campos, Olga María Navarro Fierro, Jorge Varela Varela, Florencio Coronel Cavaría, Óscar Gaytán Saldívar, Benito Espinosa Lucero, Lorenzo Soto Cervantes y José de Jesús Corral García--, le sobrevino un repentino ataque de amnesia y adujo no reconocer a nadie Durante la presentación de su informe sobre la guerra sucia, el titular de la CNDH, José Luis Soberanes, utilizó el caso de Ríos Merino como ejemplo de la brutalidad con que operó la DFS en aquella época: "Ya en la calle fuimos tirados al suelo y empezaron los agentes a golpear salvajemente a mi esposo para que dijera la dirección de otras dos personas Luego, lo arrastraron de los cabellos y lo metieron en la cajuela de un auto; enseguida hicieron lo mismo conmigo, llevándome a otro auto y amarrándome los ojos para que no viera a dónde nos dirigíamos "Nos llevaron a un local que después me di cuenta que era el Departamento de Tránsito y me echaron al piso junto con una nenita Ya para entonces, escuchaba los golpes que le daban a Humberto y a Armando Luego, oí que le decían a mi esposo: `Ahorita vas a ver, cabrón, tráiganme a su vieja` "Enseguida me levantaron, me quitaron el trapo que tenía en la cabeza y me obligaron a desnudarme por completo; me llevaron donde estaba mi esposo, el cual se encontraba también desnudo y le estaban aplicando toques eléctricos en los testículos Me tiraron al suelo, me golpearon en su presencia y me levantaron de los pechos, estirándome los pezones Después me introdujeron en la vagina un fierro al cual me dijeron que le iban a aplicar corriente eléctrica (cosa que no hicieron), pero sí me dieron toques en la vulva y en los pechos "A mi hija Tania, de un año dos meses de edad, la torturaron en mi presencia, maltratándola y aplicándole toques eléctricos en todo su cuerpecito" Luego de detallar que ingresó a la DFS en 1966 por recomendación de los padres del entonces candidato electo a la Presidencia, Gustavo Díaz Ordaz, en agradecimiento a los servicios de seguridad prestados, Nazar habló de su participación en el movimiento estudiantil del 68 Expresó que la DFS se encargó únicamente de vigilar y elaborar partes informativos de las acciones estudiantiles, los cuales, asentó, hacían llegar todos los días al presidente de la República Su trabajo consistió también en indagar los sitios donde se elaboraban las bombas molotov y rastrear las direcciones de las casas que utilizaban como guaridas, así como investigar los nombres de las autoridades que les prestaban ayuda o financiaban sus actividades En relación con los sucesos del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas, comentó que ignoraba "lo que iba a suceder", que él estuvo en esa ocasión en el lugar de los hechos, acompañado de un grupo de agentes, tres de los cuales, por cierto, aclaró, resultaron heridos en la balacera Desde 1978, altas autoridades gubernamentales habían sido puestas sobre aviso de los recurrentes excesos cometidos por Nazar y sus hombres, pero nunca les pusieron freno Un ejemplo: en mayo de ese año el entonces secretario de Gobernación, Jesús Reyes Heroles, recibió de tres organizaciones internacionales de juristas la acusación y pruebas de que tres altos funcionarios del gobierno mexicano instigaban y cometían, personalmente, "actos de violencia, tortura y tratos inhumanos degradantes" contra presos políticos De los tres, el más importante había iniciado su carrera en el antiguo Servicio Secreto de la policía capitalina y comenzó a sobresalir en 1972, cuando se intensificó la lucha antiguerrillera que acabó con diversos grupos, incluida la Liga 23 de Septiembre Su nombre: Miguel Nazar Haro Aunque el secretario de Gobernación prometió investigar la conducta de Nazar, la denuncia no impidió que tres meses después éste fuera ascendido a director de la Federal de Seguridad La carrera policial de Nazar Haro fue de claroscuros: involucrado por la justicia estadunidense en el robo de vehículos a gran escala, se vio obligado a renunciar a la dirección de la DFS el 13 de enero de 1982, el último año del sexenio del presidente José López Portillo En su libro La charola Una historia de los servicios de inteligencia en México, Sergio Aguayo Quezada ofrece otra versión de ese episodio en particular: "Un excomandante de la DFS asegura que el despido ocurrió porque Nazar envió al presidente un video en el que se presumían los avances de la DFS, acompañado de una carta que decía: `Gracias a usted y a Javier García Paniagua hemos crecido tanto` "Esa sutil crítica al presidencialismo, esa levísima rebelión, puso fin ?consignó Aguayo? a una carrera de 22 años al servicio del sistema Sin embargo, en 1992 el propio Nazar ofreció su propia versión Ante visitadores de la CNDH, declaró que su salida de la DFS se debió al malogrado intento de su jefe, Javier García Paniagua, por alcanzar la candidatura de su partido, el PRI, a la Presidencia de la República El hijo del exsecretario de la Defensa, Marcelino García Barragán, en el gobierno de Díaz Ordaz era entonces subsecretario de Gobernación y antes había sido director de la DFS Protegido por la CIA y el FBI debido a que lo consideraban un "contacto esencial en la seguridad de Estados Unidos", Nazar no pudo sustraerse de la acción de la justicia norteamericana El 23 de abril de 1982, tres meses después de haber dejado la DFS, viajó a Estados Unidos y fue detenido en la ciudad de Los Ángeles, donde permaneció 27 horas bajo arresto Recuperó la libertad luego de pagar una fianza en efectivo de 200 mil dólares, dinero que perdió al volver a México y no presentarse a la audiencia judicial del caso Imposibilitado legalmente desde entonces para pisar suelo estadunidense, hizo del territorio mexicano su propia cárcel cuando su nombre apareció en la lista de fugitivos de la justicia de Washington, al lado de otros excomandantes de la DFS acusados de formar parte de una banda internacional dedicada al robo de vehículos Sin embargo, su mala fama pública dentro y fuera de México no impidió su pronto regreso a las filas policiales en los albores del sexenio de Carlos Salinas de Gortari Con su protector, Javier García Paniagua, al frente de la Secretaría de Protección y Vialidad del Departamento del Distrito Federal, Nazar encontró cobijo en la corporación, en un área expresamente creada para él: la dirección de Servicios de Inteligencia Su rehabilitación pública encontró fuertes resistencias, incluida una denuncia penal en la PGR, promovida entonces por Teresa Jardí, en la que se le acusaba de los delitos de tortura, privación ilegal de la libertad y desaparición forzada Como otras muchas, la querella nunca prosperó Pero la presión pública y la aparición de nuevos casos de tortura cometidos por los hombres bajo su responsabilidad, acabaron finalmente con la carrera del tristemente célebre policía, anticomunista confeso, que tomó varios cursos en actividades antiguerrilleras en la Escuela de las Américas, catalogada por organismos defensores de derechos humanos nacionales e internacionales como ?escuela de asesinos? En febrero de 1989, Nazar presentó su renuncia irrevocable para no manchar más el nombre de México, argumentó Desde entonces, está dedicado a prestar diversos servicios de seguridad privada por su cuenta o en las empresas que tienen sus hijos, Miguel, José Luis y María Antonieta Nazar Daw Los dos primeros son accionistas mayoritarios de la empresa denominada Sistemas de Protección Canina SA, la cual fue constituida en 1987, con un capital social de un millón de pesos, según consta en el folio mercantil 94644 del Registro Público de la Propiedad Con licencias vigentes hasta el 9 de mayo del 2004, la empresa se encarga de brindar protección y vigilancia en lugares y establecimientos en todo el país En su cartera de clientes, aparecen el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, el Consejo de la Judicatura Federal y algunas empresas y entidades públicas instaladas en Acapulco En el permiso de operación expedido por las secretarías de Seguridad Pública federal y del DF, se consigna que cuenta con 89 elementos, 29 clientes, dos vehículos y 24 perros, y que el representante legal de la misma es Miguel Nazar Daw "Somos lo mejor de lo mejor porque nuestra misión es lograr la excelencia en los servicios de seguridad para satisfacer las expectativas de nuestros clientes en forma oportuna y eficiente", dice en su página web María Antonieta Nazar administra, a su vez, la empresa Corporativo de Guardias Industriales SC, cuya licencia de operación se venció el pasado 15 de diciembre Ubicada en la calle de Mérida 108, colonia Roma, la empresa inició sus operaciones con 17 elementos, según consta en el registro 1369 Nazar Haro funge también como mediador en secuestros de importantes personajes de la política y de la iniciativa privada Por ejemplo, participó en la liberación de José Guadalupe Zuno Hernández, Jaime Castrejón Diez y Brianda Domecq Junto con Luis de la Barreda padre, otro excomandante de la DFS, Nazar actuó, en diciembre de 1997, como mediador en el secuestro de su expatrón en la DFS y secretario de Gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios Fiel a sus amistades, un año antes, en noviembre de 1996, declaró como testigo de descargo en el juicio contra Raúl Salinas de Gortari, acusado por la PGR de la presunta autoría intelectual en el homicidio de José Francisco Ruiz Massieu En marzo de 1997, en una de sus últimas entrevistas, relató a Proceso cómo nació su gusto por la policía "Tenía 26 años cuando me entró la inquietud de la investigación, de la cual no me arrepiento Influyeron mucho en mí la televisión, las series policiales y de aventura, los investigadores de series, como La cuerda floja o Mike Hammer" Hijo de padre libanés y madre veracruzana, en esa ocasión narró también una cruda vivencia infantil: "Si algo tengo es ser nacionalista, porque nunca he sido comunista ni reaccionario Eso lo aprendí desde que era niño Tenía 12 años de edad cuando mi padre me preguntó: `Si hubiera una guerra entre mi patria, Líbano, y la tuya, México, ¿por cuál lucharías?? ?Por la tuya, Líbano?, le respondí Eso es traición a tu patria?, me dijo Y me castigó amarrándome los pies a una de las patas de la mesa del corredor Mi madre me tuvo que dar de comer de rodillas Allí aprendí a ser nacionalista y a no traicionar nunca a México" Y remató: "¿Yo torturador? No, ni tengo la mentalidad ni la fuerza para eso"

Comentarios