Pide EU a Irán no interferir en los asuntos de Irak

miércoles, 23 de abril de 2003
*"Tenemos preocupaciones sobre este asunto", insistió Como si el presidente de Estados Unidos, George W Bush, fuera el líder supremo de Irak, la Casa Blanca pidió al gobierno de Irán no interferir en los asuntos de la formación de un gobierno democrático en Irak “Nos oponemos a una interferencia de afuera”, declaró Ari Fleischer, vocero del presidente Bush Miembros de los servicios de inteligencia que tiene Estados Unidos, específicamente de la CIA y del Grupo Operaciones Especiales del Pentágono, reportaron a Washington la presencia de agentes iraníes en las ciudades de Basora, Najaf y Karbala, cuyo propósito es intervenir en las formación de un nuevo gobierno en la era post Saddam Hussein en Irak "Tenemos preocupaciones sobre este asunto", insistió Fleischer Los informes de la CIA a Washington señalan que los agentes iraníes, incluyendo a algunos de origen iraquí que forman parte de la “Brigada Badr" están tratando de convencer a la población chiíta del sur de Irak de que exijan la salida de las tropas estadunidenses y de funcionarios del gobierno de Bush para intervenir en la formación de un nuevo gobierno en Bagdad La intervención de Irán, según la CIA es para buscar que se forme una República Islámica en Bagdad manejada por chiítas musulmanes Con una República Islámica en Irak se tendría que formar un clérigo que sería la “máxima” autoridad religiosa y política del país Por el momento el gobierno iraní se avoca a promover al Gran Ayatola Ali al-Sestani, chiíta nacido en Irán que vive en el sur de Irák Fleischer indicó que Estados Unidos tiene interés en que los líderes islámicos de Irak participen en las pláticas para la formación de un nuevo gobierno, pero aclaró que "no queremos un dictador islámicoqueremos transparencia y que exista respeto a la aplicación de la ley " El próximo sábado se reinician en Irak las pláticas entre las diferentes etnias iraquíes, kurdas, sunitas y chiítas para hablar de la formación del gobierno nuevo, pero a la fecha se han negado a participar en estas los representantes del Gran Ayatola al-Sestani, argumentando el rechazo de la participación de Estados Unidos en la definición de las nuevas autoridades de Irak "El presidente Bush considera que ahora en Irak la gente puede expresar libremente sus creencias religiosas, además de que considera al Islam como un credo pacifico pero trabajaremos con los iraquíes en el asunto del futuro de su país ", añadió Fleischer 243/04/03

Comentarios