Alerta frente a comercialización de servicios educativos

viernes, 1 de octubre de 2004
* Redefinir debate sobre autonomía universitaria, plantea Axel Didriksson México, D F, 30 de septiembre (apro)- Axel Didriksson, director del Centro de Estudios Sobre la Universidad (CESU), demandó “redefinir el debate para salvaguardar la autonomía universitaria, frente al nuevo contexto de extrema comercialización de los servicios educativos, propiciado por organismos internacionales” Al inaugurar la mesa “Debate contemporáneo sobre la autonomía universitaria”, en el CESU, Didriksson dijo que “el entorno es diferente al que se vivió en 1929, cuando se conquistó la autonomía universitaria durante la presidencia interina de Emilio Portes Gil” Añadió: “La Organización Mundial de Comercio propicia la comercialización de los servicios educativos, lo que significa un contrapeso directo al ejercicio pleno de esta facultad en las instituciones de educación superior El nuevo contexto nos conlleva a redefinir los términos del debate de la autonomía universitaria para fortalecerla” Por su parte, Renate Marsiske, investigadora del CESU, afirmó que “la autonomía no nace como un concepto acabado ni tiene una interpretación unívoca, pues su configuración es producto de situaciones y productos particulares Así, es una conformación original que da forma a la universidad actual de esta región” Explicó: “La autonomía universitaria tiene tres aspectos: su propio gobierno, el académico y el financiero El primero permite que la institución legisle sobre sus asuntos, se organice como le parezca mejor, y elija a sus autoridades y al titular, según los requisitos que en ella se señalen “En lo académico, implica que pueda nombrar y remover a su personal académico de acuerdo con los procedimientos, seleccionar a los alumnos según los exámenes que ella misma implante, elaborar sus planes de estudio, así como expedir certificados y títulos También garantiza la libertad de cátedra El financiero permite la libre disposición de su patrimonio, así como la elaboración y el control de su presupuesto” En su oportunidad, Efraín Medina, exrector de la Universidad de San Carlos, de Guatemala, dijo que “la autonomía universitaria se ha visto afectada tanto por factores externos como internos, y un punto crítico lo ha constituido el aspecto económico” Señaló: “Esa facultad es un valor fundamental inherente a la universidad, pero ésta, a su vez, implica deberes que se pueden resumir en su responsabilidad social, que significa un compromiso para la institución formativa y para cada uno de sus miembros” Por otra parte, en el coloquio “La autonomía universitaria y los desafíos que enfrenta la universidad pública”, Amparo Ruiz, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, dijo que “la autonomía le da a la institución la posibilidad de definir su rumbo, orientar las modalidades de su enseñanza y aprendizaje, y la prioridad para la formación de los técnicos profesionales y científicos que habrán de incorporarse al desarrollo del país” Añadió: “Uno de los desafíos de la universidad pública, en el rubro de las restricciones financieras, es que permanezca como institución pública, gratuita, autónoma, con libertad de cátedra y de investigación que es” Antonio Delhumeau, profesor de esa facultad, dijo, por su lado, que “de los retos enfrentados por la autonomía universitaria durante los últimos 44 años, debe aprenderse que esta casa de estudios siempre ha contado con la inteligencia y la capacidad reflexiva para definir el mejor proyecto nacional” Indicó: “La fuerza de la UNAM radica en el conocimiento, pues es la sede de la aportación singular mesoamericana a la universalidad del saber” Por último, Cristina Puga, exdirectora de esa facultad, recordó que en 1945 se aprobó la Ley Orgánica de la Universidad, “donde se estableció una autonomía con tres aspectos fundamentales: de gobierno, de cátedra y de investigación, y de administración de su patrimonio Añadió que “la UNAM es observada mediante el criterio de eficacia Es decir, cumple lo que promete a pesar de las restricciones que impone un presupuesto limitado para la educación superior Esto es posible por las condiciones que provee la autonomía universitaria”

Comentarios