Spots, peligro para México

miércoles, 24 de mayo de 2006
México, D F, 23 de mayo (apro)- La resolución adoptada por la mayoría de los magistrados integrantes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), constituye no sólo una severa sanción para el PAN y una dura llamada de atención para el Consejo General del IFE, sino también una seria advertencia a todas las fuerzas políticas sobre el preocupante nivel de degradación al que han entrado las campañas a partir del uso y abuso de los spots No son pocos ni menores los recursos que han estado en juego en esta generalizada "guerra de spots", que ha ido sustituyendo de manera dramática al auténtico quehacer político Por lo menos 3 mil millones --de los 5 mil millones que el IFE destinará este año a las campañas presidencial y de diputados y senadores-- se han invertido en los mensajes de 20 y 30 segundos Y el 80% de estos recursos los acaparan dos grandes televisoras: Televisa y TV Azteca Por si esto no fuera suficiente, el presidente de la República, según los datos del PRI, ha destinado más de mil 700 millones de pesos en promocionarse activamente --también a través de spots-- como si fuera uno más de los contendientes, y no el jefe de Estado que debiera garantizar la equidad e imparcialidad en la elección Ni hablar de la profusión de spots que realizan los gobiernos estatales para inducir una versión favorable a sus partidos ?como en el caso destacado del priista Enrique Peña Nieto, en horarios de cobertura nacional--, o para responder, a través de propaganda oficial a las campañas negativas de las elecciones Un caso sintomático es el del Gobierno del Distrito Federal (GDF), que en el último mes arreció su campaña de spots para responder a los patrocinados por Felipe Calderón en contra de Andrés Manuel López Obrador Una intoxicación generalizada de spots es el escenario perfecto para inhibir la participación ciudadana y promover un alto abstencionismo en los comicios del 2 de julio Peor aún, si la mayoría de estos promocionales se dedica no a informar sino a denostar a los contendientes, de tal forma que en lugar de contrastar o afianzar las posiciones políticas, se enderezan a desprestigiar la propia contienda electoral Y los únicos que han ganado en esta "guerra de los spots" han sido las televisoras, destacadamente Televisa, los equipos de publicistas, consultores, encuestadores y mercadólogos que se han transformado en auténticos equipos de campaña alternos Los grandes perdedores, en este periodo, han sido los propios candidatos, que no han logrado despertar un interés más allá del escándalo mediático o de los golpes bajos; el propio IFE, cuya función de árbitro electoral ha quedado completamente rebasada bajo las reglas no escritas de la hipermediatización y la banalización de las campañas, y por supuesto los partidos, que han dejado de ser entidades de interés público para transformarse cada vez más en meros "intermediarios" de publicidad para las televisoras Por si fuera poco, el presidente de la República termina su sexenio como el spot más largo y reiterativo que hemos escuchado los mexicanos, o como el sexenio más breve y frustrante en materia de desarrollo político y democrático El verdadero peligro para México ya no es un conjunto de spots impugnados este martes por el Tribunal Electoral, sino la mitificación foxista en la publicidad y en la propaganda televisiva para tratar de convencernos --con mercadotecnia-- lo que no ha logrado hacer con hechos Muy tarde el consejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, decidió criticar abiertamente este intervencionismo electoral de Fox ¿Ya para qué?, dijera Perogrullo si el daño está hecho Por supuesto, ahora las televisoras orientarán toda su maquinaria mercadológica en promocionar el Mundial de Futbol Las campañas y sus spots envenenados cederán su sitio a la publicidad comercial que acaparará el rating futbolero Quizá por eso no es casual que el acuerdo de neutralidad, que obliga a los gobiernos federal, estatales, capitalino y municipales a suspender sus spots, entre en vigor, coincidentemente, en el mismo periodo que Televisa y TV Azteca esperan obtener más de 4 mil 500 millones de pesos del mundial futbolero Triste democracia la que ha sido secuestrada por la pantalla Comentarios: jvillamil@procesocommx

Comentarios