Formal prisión a Jonás Larrazabal por el delito de chantaje

martes, 25 de octubre de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- El juez segundo de lo penal dictó esta tarde auto de formal prisión en contra de Jonás Larrazabal Bretón por el delito de chantaje, considerado grave y por el que no alcanza libertad bajo fianza. Las pruebas que incriminan al hermano del alcalde panista de Monterrey, Fernando Larrazabal Bretón, son dos llamadas telefónicas que tenía registradas la exesposa de Sergio Gil García, propietario del Casino Red, a quien se le exigieron 1.5 millones de pesos para mantener el establecimiento abierto. Jonás fue notificado en las celdas de la policía municipal de San Nicolás, donde se encuentra recluido desde la semana pasada debido a que, según el juzgador, en el penal de Cadereyta, donde debía ser internado, corría peligro de muerte por amenazas recientes que recibió. Por orden del juez, el procesado seguirá en el mismo lugar. Junto a las llamadas telefónicas fueron anexados los videos de las cámaras del casino que captaron al hermano del alcalde cuando recibía dinero de parte de personal administrativo del establecimiento ubicado en el 501 de la colonia San Jerónimo. La denuncia por chantaje fue presentada por Víctor Aldo Gómez García, apoderado legal de Sergio Gil, quien es requerido por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para que se presente a declarar. Antes de la resolución, la defensa de Jonás Larrazabal presentó cuatro testigos de descargo, quienes no consiguieron desvirtuar las pruebas incriminatorias. El ahora indiciado también argumentó, infructuosamente, que el dinero que recibía en los videos era por un pago de venta de quesos de Oaxaca que le hacía al casino Red. Jonás Larrazabal fue exhibido públicamente el 31 de agosto cuando el periódico El Norte y el portal de proceso.com.mx dieron a conocer videos en los que recibía cajas de dinero, aparentemente producto del chantaje al que sometía a los propietarios de la casa de apuestas desde el 7 de mayo, fecha de la primera videograbación. El hermano incómodo se presentó ante la PGJE a declarar al día siguiente y quedó arraigado por los delitos de cohecho y delincuencia organizada. Posteriormente, el miércoles 12, la Procuraduría local le levantó cargos por chantaje, delito que ahora lo tiene en prisión. Las otras acusaciones fueron desechadas. Al mediodía del miércoles 19, fue enviado al penal de Cadereyta y por la noche trasladado a los separos de la cárcel de San Nicolás, municipio donde su hermano fue alcalde en el trienio 2000-2003. El proceso abierto contra Jonás ha afectado las aspiraciones de Fernando Larrazabal, quien antes del escándalo se había promovido para la senaduría de Acción Nacional, buscando la gubernatura en el 2015. Ahora enfrenta un proceso de sanción al interior del PAN, por el enjuiciamiento hacia su hermano, aunque las autoridades de Nuevo León no encontraron relación de los ilícitos con el edil regio.

Comentarios