PGR promete al PEN Club resolver crímenes de periodistas

lunes, 30 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) ratificó hoy ante representantes de una delegación del PEN Club International que en México la libertad de prensa e información están garantizadas por el Estado. Más aún, el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, Alejandro Ramos Flores, en representación de la procuradora Marisela Morales Ibáñez, se comprometió a resolver todos los crímenes que se han registrado contra comunicadores. “No se escatimarán esfuerzos para lograr el esclarecimiento de los crímenes cometidos contra periodistas en el país”, dijo el funcionario. Tan sólo en 2011 se registraron 17 homicidios en el gremio: 13 periodistas, dos trabajadores en áreas distintas a la redacción, dos laborantes de talleres y aparte dos familiares, lo que sumado en los años de gobierno panista, representan 101 asesinatos que se desglosan así: 85 periodistas, ocho trabajadores de talleres, seis familiares de víctimas y dos amigos. Además, hay que sumar catorce desapariciones sin resolver. Al recibir a una delegación de la organización civil PEN International, encabezada por John Ralston Saul, el funcionario abundó en las medidas de protección a favor no sólo de periodistas y comunicadores, sino de aquellos que sin tener dicho carácter, su actividad redunda en escribir en medios impresos y electrónicos. Ramos Flores resaltó la importancia de la existencia de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), cuyos avances y resultados, dijo, contribuyen a garantizar el libre ejercicio periodístico en el país. En este sentido, destacó que México atraviesa una importante transición legal en materia de procuración y administración de justicia, demás de protección a los derechos humanos, que se materializó en dos importantes reformas constitucionales en el 2008 y2011. Sostuvo que actualmente se encuentra en el Congreso de la Unión un proyecto de refo0rma al Código Penal Federal, a fin de que sea incluido un capítulo especial sobre delitos en agravio del gremio periodístico y con ello, darle competencia total a la PGR en la investigación de dichos actos. Por último, expresó que los convenios de colaboración suscritos con instancias de procuración de justicia de las 32 entidades federativas para coadyuvar en una eficaz integración de investigaciones, haciendo especial énfasis en el permanente esfuerzo que se realiza con la secretaría de Gobernación en materia de implementación de medidas de protección como mecanismos de acción inmediata para garantizar la seguridad de los comunicadores. Protesta “solidaria” Ayer, al mediodía, dirigentes del PEN Club Internacional y representantes de varios países protestaron “solidariamente” por los periodistas asesinados y secuestrados en México durante los últimos años; y urgieron al gobierno a parar dicho conflicto. En octubre de 2011, la organización Artículo 19 reveló que del año 2000 al 2011, organizaciones criminales mataron violentamente a 77 periodistas en México. En meses recientes, estos grupos asesinaron a 15 reporteros, desaparecieron a tres y atacaron con armas de fuego o explosivos a 19 centros de información mediática. El domingo pasado, al mediodía, directivos del PEN club y representantes de varios países se reunieron en la Casa Lamm, donde realizaron un encuentro titulado PEN Protesta. En apoyo a los periodistas y por la libertad de expresión, el cual fue filmado por el cineasta Juan Carlos de Llaca. El ensayista y novelista John Ralston Saul, presidente del PEN Club Internacional, destacó que cuando comenzaron los asesinatos no pensaron que la situación seguiría: “Aunque pesamos: ‘Es México, es una democracia, es una gran civilización, esto no va a durar’; pero después empezamos a ver 20, 30, 40 muertos, y nos dimos cuenta que es un patrón que iba a seguir y que no iba a terminar.” Entonces, pensó visitar a México con una delegación y denunciar de manera pública que este es uno de los conflictos que le preocupa al PEN Club Internacional, “que también le afecta a la sociedad y es catastrófico para la reputación de la República Mexicana en el mundo”. Destacó que es la primera ocasión en la que toda la junta directiva del PEN Club Internacional se reúne: “Hay siete centros en Norteamérica, dos en Canadá, dos en Estados Unidos y tres en México, y es la primera vez que se unen, lo cual demuestra que esto (el asesinato y la desaparición de periodistas) es un gran problema.” Participaron Hori Takeaki, secretario del PEN Internacional; Gillian Slovo, presidenta del PEN inglés; Emile Martel, presidente de PEN Québec; Jennifer Clement, presidenta del PEN México; la exgobernadora de Canadá, Adrienne Clarkson; y los escritores Luis Miguel Aguilar, Homero Aridjis, Luis Barjau, Federico Campbell, José de la Colina, Laura Esquivel, Eduardo Lizalde, David Olguín, Elena Poniatowska y Verónica Volkow, entre otros. También asistieron periodistas como Marco Lara, Isela Martínez, Braulio Peralta y Jenaro Villamil. Ralston Saul propuso que en cada acto del Pen Club Internacional se pongan una silla vacía en representación de los periodistas asesinados y desaparecidos de México, y resaltó que también existe en nuestro país, como resultado de la violencia, la autocensura.

Comentarios

Otras Noticias