Informalidad no cede; en septiembre avanzó a 58.01%

viernes, 17 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a los esfuerzos del gobierno de Enrique Peña Nieto, que busca reducir la informalidad, sigue a la alza esta condición de precariedad en que labora la mayor parte de los mexicanos. En septiembre pasado, la tasa de informalidad se situó en 58.01% de la población ocupada, cifra superior a la registrada el mismo mes del año pasado, cuando registró 57.53%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Según el organismo presidido por Eduardo Sojo, este tipo de informalidad se refiere a la suma, sin duplicar, de los que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, es decir, aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo. En esta tasa se incluye --además del componente que labora en ‘micronegocios’ no registrados o sector informal-- a otras modalidades análogas como los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia, así como a trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social y cuyos servicios son utilizados por unidades económicas registradas. No sólo la informalidad se incrementó en el noveno mes del año, también lo hizo la población subocupada, es decir, aquella que declaró tener la necesidad y disponibilidad de laborar horas extra. Ésta representó 8.4% de la población ocupada, proporción mayor en 0.1 puntos a la registrada en igual mes de un año antes. Por otra parte, la tasa de desocupación (TD) fue de 5.08% de la Población Económicamente PEA en septiembre de 2014, proporción menor a la observada en el mismo mes de 2013, cuando se situó en 5.29%. No obstante, en las áreas urbanas el desempleo se disparó en 5.78%. La población sin trabajo incrementó en estados como Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Distrito Federal, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, Sonora y Zacatecas. En el mes que se reporta, 22.9% de los desocupados no contaba con estudios completos de secundaria, en tanto que los de mayor nivel de instrucción representaron 77.1% de los desempleados. De acuerdo con los analistas de HSBC, “las cifras de septiembre sugieren una mejoría paulatina de las condiciones en el mercado laboral mexicano y refuerzan nuestro punto de vista de una recuperación gradual”.

Comentarios