Edomex, el más violento del país en febrero: Observatorio Ciudadano

martes, 15 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El estado natal del presidente Enrique Peña Nieto registró en febrero pasado 222 asesinatos –uno cada tres horas en promedio–, lo que colocó al Estado de México como la entidad federativa con el mayor número de homicidios en el país. La cifra de denuncias mensuales en la entidad gobernada por el priista Eruviel Ávila aumentó en un 17.4% con respecto al promedio observado en 2013, según el Reporte Sobre Delitos de Alto Impacto Febrero 2014 que publicó hoy el Observatorio Nacional Ciudadano. El Estado de México se ha convertido en uno de los principales focos de atención en el país: primera entidad con robos y robos de vehículos; segundo con mayor número de homicidios culposos y en robos a casas y a negocios, y tercero en términos de secuestro. Durante febrero, las autoridades abrieron averiguaciones previas por mil 268 homicidios dolosos, mil 400 culposos, 145 secuestros, 564 extorsiones, 15 mil 549 robos a vehículos, 8 mil 007 robos a casas de habitación y 5 mil 847 robos a negocios en México, resume el reporte. De acuerdo con el ONC, “en febrero de 2014 se denunciaron más delitos cada 24 horas en relación con lo ocurrido en enero del mismo año”. El Estado de México, Guerrero y Michoacán concentran 31.70% de las mil 268 denuncias de asesinatos que se reportaron en el país –un promedio de 45.29 denuncias diarias– asevera el reporte. Al analizar el nivel de recurrencia de los homicidios, los estados más peligrosos para vivir son Guerrero, Sinaloa y Chihuahua, que registraron en febrero 3.72, 2.70 y 2.48 denuncias de homicidios por cada 100 mil habitantes, respectivamente. Por su parte, Michoacán encabezó la lista de las entidades federativas en términos de homicidios culposos durante el mes de febrero, con 156 averiguaciones previas –3.42 por cada 100 mil habitantes–. Le siguen el Estado de México y Guanajuato, con 143 y 126 homicidios culposos registrados, respectivamente. En Querétaro, al pasar de 15 a 30 averiguaciones previas, el número de denuncias respecto a este tipo de delito se duplicó en comparación con su promedio mensual de 2013. Con mil 400 denuncias, en 2014 ocurrió el mes de febrero más sangriento en términos de homicidios culposos desde 2006, revela el informe. Secuestros en alza Si bien tuvo un receso durante el periodo noviembre-diciembre del año pasado, la tasa de secuestros volvió a dispararse 9% entre enero y febrero. Durante febrero, las autoridades de Tamaulipas registraron 36 víctimas de secuestros –más de una por día–; las de Michoacán, 23; y las del Estado de México, 16, por un total nacional de 171 víctimas. El reporte asevera que las cifras de secuestros de febrero de 2014 son superiores en un 417% a las del mismo mes de 2007, el segundo año de presidencia de Felipe Calderón. Tamaulipas, Michoacán, el Estado de México y Morelos concentran  40.69% de las denuncias de secuestros en el país, con una tendencia a la alza. En Nayarit, al pasar de 0.04 a 0.17 de cada 100 mil habitantes entre 2013 y febrero de 2014, la tasa de denuncia se disparó 370%. Según las averiguaciones previas, Morelos se convirtió en el estado con mayor riesgo de sufrir un secuestro: en febrero 0.79 de cada 100 mil habitantes denunció el delito. Y no sólo eso: Morelos también encabeza la lista de los estados con mayor frecuencia de extorsiones, al reportar 2.06 denuncias por cada 100 mil habitantes –cifra superior en 15.6% en comparación con el año anterior–. En términos cuantitativos, en el Estado de México se abrió el mayor número de averiguaciones previas respecto a extorsiones, con 96 denuncias reportadas en febrero. Jalisco y el Distrito Federal lo siguen con 82 y 57 denuncias, respectivamente. En Coahuila, el número de denuncias de extorsiones se duplicó en comparación con el promedio mensual del año pasado. Cifras manipuladas El ONC se basó en los datos proporcionados por el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) para efectuar sus mediciones. Según el ONC, el SESNSP calcula el número de víctimas a partir de los datos que ofrece cada averiguación previa. “Sin embargo, no expone la metodología o procedimientos que se les instruyó a las procuradurías estatales para contabilizar las víctimas”, precisa. Durante la recolección de datos, el ONC remarcó que las cifras de víctimas diferían del número de averiguaciones previas. En el Estado de México, por ejemplo, se contaron 189 averiguaciones previas por el delito de homicidio doloso y 222 víctimas, mientras que en Tamaulipas se registraron 51 asesinatos más del número de averiguaciones previas. En 12 entidades federativas las cifras de víctimas coinciden con el número de averiguaciones previas; lo que resulta poco probable ya que “muchos de los ilícitos cometidos que han sido denunciados, no siempre afectan a una sola persona como podría sugerir el análisis de las carpetas de investigación”. Por lo tanto, y como lo señaló el semanario tijuanense Zeta al realizar su medición del número de homicidios en el país, las cifras oficiales suelen ser erróneas –hasta manipuladas. “Resulta poco creíble que en entidades como Guerrero, Sonora, Sinaloa, Durango, Tabasco u otras, la cantidad de víctimas sea igual a las averiguaciones previas pues históricamente se presentan dinámicas de crimen organizado o de violencia múltiple visibles en fosas o enfrentamientos”, subraya el reporte. El ONC denuncia que las autoridades sinaloenses modificaron el número de averiguaciones previas para que coincidiera con el de víctimas durante el mes de enero. “Este tipo de situación hace que nos cuestionemos sobre la posibilidad de que estén efectuándose ciertos cambios para que coinciden ambas estadísticas sobre homicidio doloso”, sospecha el reporte. Lo mismo pasa con el delito de homicidio culposo. Pero además, el reporte informa que en 96.36% de los casos de este tipo de homicidio “no existe certeza de cómo ocurrieron los casos” ya que están registrados como “otros” o “sin datos”. En cuanto a los secuestros, son 22 las entidades federativas que reportaron el mismo número de víctimas y averiguaciones previas, mientras que Quintana Roo, Sonora y Chihuahua modificaron sus datos de enero. “No podemos evitar cuestionarnos sobre la posibilidad de que se estén efectuando cambios…con la finalidad de que ambas cifras empaten”, asevera el reporte. Las autoridades de Veracruz y Quintana Roo, por su parte, reportaron más averiguaciones previas que víctimas de extorsión. Esto genera una pregunta a los autores del reporte: “¿Cómo puede iniciarse una averiguación previa por extorsión sin tener conocimiento de víctima alguna?”.

Comentarios