Sin análisis suficiente, datos publicados por la Comisión para la Reconstrucción de la CDMX: Nosotrxs

jueves, 19 de septiembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México ha publicado información limitada, sin análisis ni detalles suficientes para que los capitalinos comprendan el uso de los recursos financieros asignados, según el colectivo #ReconstrucciónTransparente de Nosotrxs. Al presentar el informe de la primera Asamblea del Consejo Consultivo para la Reconstrucción de la CDMX, el colectivo dio a conocer que solicitó la difusión --en el Portal de Reconstrucción-- de un informe financiero mensual sobre los recursos públicos del Fideicomiso de Reconstrucción y Rehabilitación, y cualquier otro fondo de origen público, cualquier dependencia o entidad gubernamental que lleve a cabo tareas de reconstrucción, y la labor de reconstrucción que las fundaciones Slim, Proviváh, Banorte y Convives provean voluntariamente. Sin embargo, ante tal petición, encontró que “la información se ha limitado a reportar lo indicado en el Fideicomiso de Reconstrucción y Rehabilitación, y se reportan sólo bases de datos en Excel, gasto comprometido y gasto ejercido”. Con base en ello –abunda--, de enero a agosto de 2019 se han comprometido mil 7 millones de pesos y ejercido 517.88 millones, o la mitad de éstos. “Esta información se reporta sin un análisis comprensible para la población afectada y resto de la sociedad civil. Hacen falta mayores detalles sobre el origen y destino de dichos recursos, por ejemplo, los saldos mensuales y gastos unitarios sobre conceptos”. Y recomienda “tener mayor información y detalle, que contribuya a entender la eficiencia de los recursos”. En el Resumen Ejecutivo del Informe, el colectivo también asegura que “sigue faltando” información sobre otros fondos públicos fuera del Fideicomiso, por ejemplo, el Fondo Nacional de Desastres (Fonden) a nivel federal, así como de las dependencias y entidades gubernamentales que operan recursos públicos, por ejemplo, el Instituto de Vivienda (Invi) y las secretarías de Obras y Servicios (Sobse) y Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi). Sin lineamientos ni explicaciones En el rubro 2 del informe, relacionado con los “Avances en la interlocución con personas afectadas y acceso a la información”, #ReconstrucciónTransparente destaca que, según el Portal para la Reconstrucción, hasta agosto existía alguna información en el Portal para un 34% de las viviendas unifamiliares y 91% de los multifamiliares. No obstante, recalca, “a la fecha no existe un lineamiento que explique al propietario de una vivienda cuáles son las reglas de operación y cómo acceder a los recursos públicos del Fideicomiso de Reconstrucción y Rehabilitación, ni en el Portal de Reconstrucción, ni en la página de la Comisión u otro sitio”. Tampoco tiene información de los procesos y criterios de las cuatro fundaciones que participan en el proceso de reconstrucción: Slim, Convives, Proviváh y Banorte. Y detalla que la Fundación Slim hace pública “alguna” información sobre el número de viviendas atendidas, aunque sin mayores detalles sobre el tipo de vivienda, monto asignado, ni criterios de selección. Además, se desconoce si el Plan de Transparencia que inició el Comité de Transparencia de la Comisión ya fue terminado y puesto en marcha. Respecto de la atención a todas y cada una de las personas afectadas, el colectivo sostiene que debe ser en las mismas condiciones de igualdad y respeto a sus derechos humanos, por lo que “la Comisión debe poner especial atención para atender a las personas en las zonas marginadas, ya sea por su lejanía geográfica a las instituciones gubernamentales o por su estatus socio-económico”. Incluso, considera que “se debe reflexionar si la relación con grupos de damnificados que utilizan mecanismos de presión informales representa una práctica desigual en la atención y acceso a recursos públicos y privados”. También comenta que el programa para presentar quejas sobre el proceso de reconstrucción que funciona en la sección “Mi caso”, en el Portal de Reconstrucción, “debe ser mejorado”. Y recuerda que el Consejo Consultivo también puede recibir quejas o solicitudes de información. A la fecha ha recibido 40 quejas y solicitudes presentadas al Consejo y 65 mediante el Portal. Procesos administrativos iniciados, al 40% Sobre los avances en la atención y certeza jurídica a personas afectadas y reconstrucción de sus viviendas, el colectivo afirma que a la fecha sólo 38% de las viviendas unifamiliares a intervenir y 32% de las multifamiliares tienen un proceso administrativo de reconstrucción iniciado. Explica: “El avance en el proceso administrativo ha sido lento, detenido en muchos casos por la falta de regularización de la propiedad en ambos tipos de viviendas, y la complejidad del consenso vecinal en los multifamiliares”. Por ello, se ha requerido del apoyo del Colegio de Notarios; hasta ahora van 178 asignados en los 193 cuadrantes. Respecto de los avances en la reconstrucción de la infraestructura pública, comercios y patrimonio histórico, cultural y artístico, la Secretaría de Cultura del gobierno federal mencionó que 203 inmuebles de patrimonio histórico y artístico de la Ciudad de México fueron afectados por el sismo, incluidos 197 monumentos históricos y seis monumentos artísticos. Entre 2017 y 2018 se atendieron 22 de los 58 inmuebles registrados. Y 36 inmuebles serán atendidos en 2019 con recursos del Fonden y del Fideicomiso para la Reconstrucción. No obstante, “se desconoce cómo serán atendidos el resto”. En lo que tiene que ver con la reconstrucción de infraestructura pública y comercios, de plano --dice el colectivo-- “no se obtuvo suficiente información”. Y en relación con los avances en demoliciones, seguridad estructural y atención a grietas, afirma: “Realmente se desconoce lo que sucede en el área de la seguridad estructural. No se cuenta con información sobre la totalidad de viviendas unifamiliares o multifamiliares, como los estudios estructurales y de geotécnica, ni del subsuelo en las zonas del oriente, donde se sabe se encuentran las grietas”.