Coronavirus

Por retraso de Pfizer, la segunda dosis se extenderá a febrero: Ssa

"No perdemos vacuna, simplemente se retrasa", afirmó el subsecretario Hugo López-Gatell.
lunes, 18 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Debido a que la farmacéutica Pfizer está transformando su planta en Bélgica habrá un retraso en la disposición de vacunas contra covid-19, por lo que la meta de aplicar la segunda dosis de la vacuna a todo el sector salud se extenderá a febrero, confirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

“La consecuencia sobre el embarque que estaba programado para mañana y que sigue programado, iba a ser un embarque similar al de la semana pasada de 439 mil 725 dosis. Ha sido adaptado 50% menos y vamos a tener la mitad 219 mil 350 dosis. Y estas llegarán como ocurrió la semana pasada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y al aeropuerto de Monterrey, Nuevo León”, señaló en la conferencia de prensa sobre covid-19 en México.

Esta reducción del 50% de las vacunas de Pfizer y BioNTech estará acompañada de un diferimiento hasta el 15 de febrero. Es decir que los embarques que estaban programados para el 25 de enero, 2 y 9 de febrero “no llegarán” hasta el 15 de febrero, cuando arribará al país un embarque mayor a los anteriores, explicó. “No perdemos vacuna, simplemente se retrasa”, sentenció.

Mientras, el embarque que sí llegara el martes 19 de enero a Nuevo León se conservará en esa entidad y será de mil 950 dosis y 3 mil 900 serán enviadas por vía terrestre, a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hacia Saltillo, Coahuila, y ambos paquetes cubrirán las segundas dosis, con lo cual estará garantizada su aplicación, aunque por este retraso no se cumplirá la meta de que todo el sector salud esté inoculado con las dos dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech para el 31 de enero, reiteró.

En la Ciudad de México permanecerán 190 mil 125 dosis y 23 mil 400 serán enviadas al Estado de México para que de ahí sean distribuidas a la región y facilitar la logística, comentó y explicó que el fin de semana, desde que supieron de la reducción han estado trabajando en el sector salud en la readaptación del Plan Nacional de Vacunación contra Covid-19.

“Hace unos minutos terminamos la segunda de las dos reuniones que hoy tuvimos con el grupo Correcaminos. En ambas nos acompañó el presidente, en la mañana algunos minutos, ahorita en la tarde es la que él directamente  había convocado y es la que todos y todas trabajamos muy coordinados para hacer los ajustes de la logística, pero el plan continúa”, añadió.

López-Gatell descartó que el retraso en la llegada y, por ende, en la aplicación de las vacunas pueda tener una consecuencia epidemiológica en el país y prometió que el martes explicará con qué vacunas se cubrirá ese periodo de insuficiencia y como se ajustará el calendario de vacunación.

Sobre Pfizer y BioNTech recordó que es hasta el momento la compañía que más ha producido dosis de vacunas y la que más ha distribuido a más países, y ahora es la primera vacuna del esquema Covax que ha sido puesta a disposición en el mecanismo de colaboración de los estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la mayoría de ellos miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En ese sentido, rememoró que esta mañana el director general de la OMS hizo un enérgico llamado a los estados miembros de la ONU y de la OMS a tener una visión solidaria, generosa y colaborativa. Dejó muy en claro la importancia de tener una actitud de colaboración cuando existe una epidemia de esta magnitud.

“En la medida de que esto facilite que múltiples países tengan acceso a la vacuna eso nos beneficia a todas, a todos, sirve desde luego que un país, dos, o tres o cinco o una veintena tengan acceso a las vacunas, pero mientras no exista el acceso a las vacunas en otras partes del mundo, eso hace que se mantenga activa la epidemia. Entonces a todos, a todas nos conviene que haya un acceso equitativo de todas las vacunas”, consideró.

Y esto lo que lleva es a que la necesidad de Pfizer por distribuir vacunas tiene un mayor grado de presión, tiene que cumplir con los compromisos contractuales que haya hecho con los distintos países, pero también ahora tiene que hacerlo con el mecanismo solidario para que, por las razones aquí comentadas, es de altísima prioridad, apuntó.

Por eso, indicó, la farmacéutica está haciendo una adaptación tecnológica a su principal planta en Bélgica, lo cual implica que debe parar las máquinas para la adaptación física a la infraestructura y tendrá una capacidad cuatro veces mayor de producción.

 

Comentarios