Lenguaje inclusivo

Le preguntan a la RAE sobre el uso de "elle" y "personas no binarias" y esto respondió

El debate sobre el lenguaje inclusivo ha formado parte de las recientes consultas a la cuenta de Twitter de la Real Academia Española.
martes, 31 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El debate sobre el lenguaje inclusivo ha invadido la cuenta de la Real Academia de la Lengua Española, al grado de que, el 11 de agosto pasado, Armando le preguntó cómo se podía referir a una persona no binaria, a lo que la RAE respondió:

“Le recomendamos que pregunte a dicha persona cómo desea ser tratada”.

La discusión fue revivida el 30 de agosto por Daniel, otro usuario que le preguntó a la RAE si era correcto y aprobado por ellos el uso de “elle” en un texto y retuiteó la consulta de Armando. La RAE contestó:

“La forma ‘elle’ y las terminaciones en ‘-e’ en voces con flexión ‘-o/-a’ son recursos facticios promovidos en ciertos ámbitos para referirse a quienes no se identifican con ninguno de los géneros del par binario, pero su uso no está generalizado ni asentado”.

La misma respuesta obtuvieron quienes hicieron la misma pregunta, pero de manera distinta.

Respecto a “mister setien”, quien el 28 de agosto cuestionó cómo se deben referir a la gente que se identifica como no binaria, si como él, ella o elle, la RAE explicó:

“En español la morfología de género en los sustantivos que designan seres animados se basa en un esquema binario, sustentado en las categorías biológicas de sexo femenino/masculino; el sistema lingüístico no dispone de un recurso específico para esa eventualidad” y después copió el mismo texto que en las dudas anteriores de los usuarios.

De nueva cuenta, las reacciones volvieron a dividir las opiniones de los usuarios. Por ejemplo, Mario comentó que “la humanidad ya se fue al demonio o demonia o lo que sea”, por lo que Leonardo le contestó: “¿Por una letra? O sea, no por las guerras, ni por el hambre, ni por la discriminación, ni por la corrupción, ni por los intereses de los más poderosos. No. Por una letra”.

Mario le respondió que se imaginará “el punto de molestia que genera una letra”, a lo que William le dijo: “Exacto… Si es una simple letra entonces cuál es la necesidad de darle tanta importancia y campañas en ese sentido, si existen guerras, corrupción”.

De nueva cuenta, Leonardo respondió que quienes se concentran en su desacuerdo por el término no binario son los que están obsesionados, cuando hay situaciones más graves en el mundo y por eso no se complica y llama a las personas como mejor les hace sentir. “No existen campañas, William, sólo empatía”, señaló.

No es la primera vez

Esta es la primera vez que la RAE no entra en conflicto por una pregunta sobre el término no binario y el lenguaje inclusivo.

El 28 de mayo, el director de la RAE y presidente de la Asociación de Academias de la Lengua Española, Santiago Muñoz Machado, aseguró que el lenguaje inclusivo “afea el idioma de manera insostenible”.

Durante el Foro de Justicia del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), el jurista miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y director del Diccionario del español jurídico y del Diccionario panhispánico del español jurídico, se refirió así al llamado desdoblamiento de género:

“Si realmente alguna de estas fórmulas se repite tanto que se convierte en lenguaje ordinario de una mayoría de los españoles tendrá éxito y se incorporará a nuestro lenguaje. Nos hemos acostumbrado. Nadie introduce una conferencia en la actualidad, en un foro como este, sin decir, señores y señoras, que es una manera de desdoblar”.

Aseguró que el uso masculino genérico es “inclusivo” y no hace falta aplicar el tercer género con la “e”.

El 26 de agosto, después de haberse hecho viral el video de una estudiante que, en una clase virtual, pidió que la llamaran “compañere”, los usuarios volvieron a citar a la RAE para criticarla, por lo que esta institución respondió:

“El uso de la letra ‘e’ como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario pues el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”.

Sin embargo, el 28 de octubre de 2020, el Observatorio de Palabras de la RAE había incluido el pronombre “elle” como una nueva expresión usada por los hablantes, pero no la sumó al diccionario y aseguró que su aparición en el sitio no significaba que su uso fuera aceptado.

La definición fue que “es un pronombre de uso no generalizado creado para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno de los dos géneros tradicionalmente existentes”.

Ante las presiones, el 30 de octubre, la RAE retiró el pronombre del Observatorio de Palabras “debido a la confusión que ha generado la presencia de ‘elle’. Se ha considerado preferible sacar esta entrada”, señaló.

El 1 de julio de ese año indicó que su difusión en español es muy reciente y está en curso su incorporación en el Diccionario de la Lengua Española (DLE).

 

Comentarios