María Elena Ríos

Saxofonista atacada con ácido pide a AMLO investigar negligencia del Tribunal de Justicia de Oaxaca

En una videograbación, la joven de 26 años que ha tenido que someterse a múltiples cirugías y un largo proceso de rehabilitación, afirmó que se ha topado con un muro de impunidad en todo este tiempo para encontrar el camino a la justicia.
viernes, 10 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Cansada de no encontrar justicia luego de dos años, María Elena Ríos, la saxofonista oaxaqueña que fue rociada con ácido por órdenes de su expareja, pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador su intervención para que se investigue la negligente y dilatoria actuación del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca (TSJE) en su caso. 

En una videograbación, la joven de 26 años que ha tenido que someterse a múltiples cirugías y un largo proceso de rehabilitación, afirmó que se ha topado con un muro de impunidad en todo este tiempo para encontrar el camino a la justicia.

“Existen pruebas científicas, pruebas suficientes para condenar a los acusados, mismos que, junto con su defensa, tienen el descaro, el descarado compadrazgo que genera corrupción que genera tráfico de influencias en mi proceso, esta terrible situación no sería una realidad sino fuera gracias a la fundamental, pero a su vez ordinaria, vejestoria y vieja práctica del mal nombrado juez el señor Víctor Jorge Luis Velazco Castellanos quien deshonra su cargo al apadrinar a delincuentes, acciones que lo convierten además de cómplice en uno más de ellos”.

Y clama:

“Urge la intervención del presidente de la república Andrés Manuel López Obrador pues está muy claro que esta institución además de estar plagada le esconde la verdad generando así una mala percepción y una mala obstaculización de la transformación en la 4T”.

Originaria de Huajuapan de León, Ríos exigió también la destitución del juez que lleva el proceso, porque, aseguró, busca beneficiar a sus agresores intelectuales Juan Antonio Vera Carrizal y Juan Antonio Vera Hernández, padre e hijo respectivamente, este último aún prófugo y de quien la Fiscalía de Oaxaca giró la ficha roja de búsqueda y localización el 28 de junio de este 2021.

“Existen pruebas científicas, pruebas suficientes para condenar a los acusados, mismos que junto con su defensa tienen el descaro, el descarado compadrazgo que genera corrupción que genera tráfico de influencias en mi proceso, esta terrible situación no sería una realidad sino fuera gracias a la fundamental, pero a su vez ordinaria, vejestoria y vieja práctica del mal nombrado juez el señor Víctor Jorge Luis Velazco Castellanos quien deshonra su cargo al apadrinar a delincuentes, acciones que lo convierten además de cómplice en uno más de ellos.

“Esta abominable situación es consentida por el Tribunal de Oaxaca quien también deshonra y defrauda al estado oaxaqueño, lo que estoy externado de manera pública el día de hoy lo sustento pues este mal nombrado juez trabaja con la defensa de mis agresores negándome el acceso a la justicia y violando gravemente los derechos humanos que tengo como víctima; es reprobable que el consejo de la judicatura de Oaxaca y el presidente del tribunal, Eduardo Pinacho Sánchez, solapen estas rancias, arcaicas y deplorables prácticas de un sistema supuestamente innovador” , sostuvo.

De las tres personas detenidas por la agresión a la saxofonista, a la fecha sobreviven dos, el autor intelectual y uno de los autores materiales. Se trata de Juan Vera Carrizal, un exdiputado priista, y Rubicel H. El padre de este último falleció en abril último. Vera Carrizal y Rubicel se encuentran recluidos en el penal de Tanivet, a 35 kilómetros de la capital oaxaqueña.

Comentarios