Damnificados del 19-S reprochan a Mancera anteponer sus aspiraciones a la reconstrucción

lunes, 19 de febrero de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El colectivo Damnificados Unidos de la Ciudad de México reprochó el anunció de la salida del jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera para buscar una curul como senador por el Partido Acción Nacional (PAN). Esta mañana, en conferencia de prensa, el colectivo que agrupa a 400 inmuebles afectados en toda la ciudad lamentó que Mancera Espinosa priorice “sus aspiraciones políticas sobre la atención urgente de las familias de damnificados”, pues consideró que el proceso de reconstrucción puede verse paralizado y los recursos del Fondo para la Reconstrucción utilizados con fines electorales, tras la salida del jefe de gobierno. El colectivo que se conformó a principios de noviembre y que se opuso al uso de créditos y la redensificación de los inmuebles, establecidos en la ley para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México, aseguró que la capital sigue en estado de emergencia, pues a cinco meses del terremoto del 19 de septiembre pasado miles de familias siguen durmiendo fuera de sus hogares. “Mientras haya damnificados la emergencia está vigente”, señalaron. En la lectura de su documento pidieron al Jefe de Gobierno establecer una “ruta crítica”, que garantice el cumplimiento de las demandas de las familias afectadas antes de que abandone su cargo. “A cinco meses del sismo de magnitud 7.1 del 19 de septiembre que dejó docenas de fallecimientos y miles de personas en las calles de la Ciudad de México, un nuevo terremoto el pasado 16 de febrero ratificó que los daños y las necesidades de los damnificados siguen aquí, sin respuestas y soluciones claras por parte de las autoridades e instituciones encargadas del proceso de reconstrucción”, mencionaron. En medio de la crisis de la Comisión para la Reconstrucción por la renuncia de su titular Ricardo Becerra y dos de subcomisionados – por la falta de transparencia en el uso de recursos públicos del Fondo para la Reconstrucción— el colectivo exigió que la dimisión de Becerra Laguna no debe trabar las mesas de trabajo que ya tenían con esta dependencia y que lograron tres meses después del sismo. Damnificados Unidos presentó un pliego con 11 exigencias para el gobierno local entre los que destacaron transparencia en la asignación de los recursos y en las donaciones de particulares y extranjeros; y celeridad en la entrega y corrección de dictámenes por parte del Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal (ISCDF). Pidieron además continuidad y certeza en los procesos de demolición, reconstrucción y rehabilitación o reforzamiento de los inmuebles dañados; así como agilizar las acciones de emergencia y la realización de estudios del subsuelo en las zonas de Tláhuac y Xochimilco. Finalmente reiteraron su exigencia de ser considerados como interlocutores pues subrayaron que a cinco meses de ocurrido el sismo el jefe de gobierno se ha negado a mantener un encuentro con el colectivo.

Comentarios