Se deslinda exfuncionario de desaparición de equipo médico en Oaxaca

viernes, 4 de noviembre de 2011
OAXACA, Oax. (apro).- El exsecretario de Salud del estado y actual presidente de la Junta de Coordinación Política de la LXI Legislatura local, Martín Vásquez Villanueva, confirmó la falsedad del contrato de adquisición de un equipo médico de radioterapia que se encuentra desaparecido. De acuerdo con el legislador, el “otorgamiento del poder al doctor Francisco Jiménez Sosa para suscribir el contrato de adquisición del equipo es del notario público 233, Ángel Gilberto Adame López, con residencia en esta capital, sin embargo no existe ningún fedatario en la entidad con ese nombre y número”. Además, dijo, “durante mi gestión de cuatro años y cuatro meses al frente de la Secretaría de Salud, jamás se realizó operación alguna de adquisición de ese equipo de alta especialización que tanto necesita el estado”. En entrevista con Apro, Vásquez Villanueva insistió que “no hubo esa operación, porque jamás hubo presupuesto federal o estatal para ese fin. Ni (Vicente) Fox, ni (Felipe) Calderón autorizaron partida para ese equipo de 2006 a 2010”, puntualizó. Lo que sí hubo, aclaró, “fueron gestiones para adquirir un equipo de esa naturaleza, tan indispensable en un hospital público, pero desafortunadamente no se autorizó esa partida”. Por consiguiente, agregó, al no haber presupuesto ni operación de compraventa, obviamente no hubo ningún documento oficial que acreditara la adquisición o la entrega del búnker con acelerador lineal al activo fijo de la Secretaría de Salud. El legislador priista adelantó que, en aras de la transparencia, interpondrá una denuncia penal en la Procuraduría General de Justicia del Estado para que “se aclare este infundio y se le deslinde de responsabilidades, (porque) es claro que detrás de este denuesto hay intereses mezquinos, políticos, ajenos a la justicia”. Añadió: “Un esfuerzo tan grande en una causa tan éticamente superior, como la prestación de servicios de salud de calidad y alta especialización, no debe ser objeto de bajezas y ruindades para desacreditar a nadie”. El exsecretario de Salud de la entidad exigió a la Procuraduría General de la República (PGR) que investigue y castigue a quien haya cometido ese acto fraudulento, si es que existió. Según consta en el expediente PGR/OAX/OAX/V/161/2011, la PGR investiga la desaparición del equipo integral de radioterapia con acelerador lineal, que tuvo un costo de 118 millones 860 mil pesos y fue adquirido para atender el cáncer de mama y cérvico uterino, principales causas de muerte en la entidad. Sin embargo, ese equipo con tecnología de punta nunca ingresó al almacén estatal de bienes de activo fijo de los Servicios de Salud de Oaxaca, aunque la empresa Corphomed S.A. de C.V. asegura haber entregado todo el equipo entre el 21 de agosto y el 11 de septiembre de 2008. En las primeras indagatorias, tanto la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca como la PGR han asentado que hay firmas y sellos que fueron falsificados. De acuerdo con el contrato de adquisición de bienes de inversión que se encuentra en poder de la PGR, el equipo le fue adjudicado a la empresa Corphomed mediante el procedimiento de “asignación directa” con número AD/OAX/017/07. El proyecto consistía en construir un “búnker con acelerador lineal” con un valor de 118 millones 860 mil pesos. La empresa se comprometió a construir las instalaciones por un monto de 16 millones 900 mil pesos y un búnker por 33 millones, así como un sistema de planeación y tratamientos por un millón 650 mil pesos, un sistema de fijación por 440 mil, un sistema de dosimetría por dos millones 420 mil pesos, un acelerador lineal con valor de 33 millones y un tomógrafo de siete millones de pesos. También ofreció equipar una unidad de medicina nuclear con un costo de cinco millones 500 mil pesos, una unidad de braquiterapia de ocho millones 250 mil pesos y un equipo médico, accesorios y mobiliario de oficina por 10 millones de pesos, lo que en total da una suma de 118 millones 860 pesos.

Comentarios