Por conflicto religioso, retienen a cinco personas en comunidad oaxaqueña

miércoles, 27 de abril de 2011

OAXACA, Oax., 27 de abril (apro).- Autoridades y habitantes de Santa María Yohueche, perteneciente al municipio de San Baltazar Yatzache el bajo, mantienen retenidos desde hace cuatro días a tres funcionarios estatales, un ciudadano norteamericano y a una mujer, por un conflicto religioso, confirmó el gobierno estatal.
El director de Asuntos Religiosos, Francisco Zavaleta Rojas, detalló que los servidores públicos retenidos son Sergio Silva Flores, Carol Olaeta Gutiérrez y David Ramírez, y que los otros dos responden a los nombres de Donaciano Díaz Ruiz y Angélica Agustín Pilar.
Explicó que Donaciano Díaz Ruiz (originario de Yohueche, aunque también cuenta con la nacionalidad estadounidense), Jaime Lorenzo Luna, Angélica Agustín Pilar y Juliana de la Cruz fueron expulsados de su comunidad por profesar una religión diferente a la católica, razón por lo que solicitaron medidas cautelares para retornar el pasado 25 de abril.
Sin embargo, las medidas cautelares fueron insuficientes porque las autoridades de Santa María procedieron a retener a los funcionarios y a dos de los expulsados, mientras que la policía estatal huyó del lugar.
Según un escrito fechado el 15 de abril y entregado a la dirección de Asuntos Religiosos, los expulsados informaron sobre su decisión de regresar el 25 de abril a Yohueche comunidad situada en la Sierra Juárez de Oaxaca.
Es por ello que las autoridades gubernamentales entablaron diálogo con los asesores de la comunidad, Reynaldo Chávez Ortega y Rosalba Pastor Santiago, quienes se negaron a permitir la entrada de los expulsados, con el argumento que no se podía hablar con la comunidad porque era Semana Santa y el actual agente municipal se encontraba incapacitado.
Mientras que la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos de Oaxaca (CDDHO) envió el oficio 004717 en el que solicita a la gobierno de Gabino Cué su intervención para lograr el retorno de los expulsados.
Ahora las autoridades piden a los funcionarios del gobierno acudan a su comunidad para liberar a los retenidos, mientras que el abogado del ciudadano estadounidense ya solicitó la intervención del consulado de Estados Unidos.
Por su parte, la CDDHO informó que a pesar de ser considerado como un tema constitucional superado, la intolerancia religiosa persiste en el estado de Oaxaca, donde han documentado 10  casos en el 2010 y tres en lo que va del año.

Comentarios