Sicilia responde a esposa de Graco: "yo no recibí dinero"

miércoles, 30 de marzo de 2016
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El poeta Javier Sicilia Zardaín, fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, respondió a la presidenta del DIF Morelos, Elena Cepeda de León, esposa de Graco Ramírez, quien afirmó que el gobierno del estado le habría dado 500 mil pesos para un libro “que no se ha entregado”. En entrevista, advirtió que esa publicación fue gestionada por las secretarías de Cultura de Morelos y de la Ciudad de México en 2012, con el objetivo de editar un libro sobre el Movimiento por la Paz. “El dinero se gestionó y se pagó directamente a la editorial Era”, aclaró Sicilia. “El libro ya está hecho desde que se creó la comisión de víctimas ya tenían el dummy o los escritos, el libro está con la editorial Era, y va a salir (coeditado) con el Instituto (secretaría) de Cultura de Morelos, el dinero no me lo entregó (el gobierno) a mi, el dinero se pagó, el libro está a punto de salir a finales de abril y si hay algo malo que le pregunten a Cristina Faesler (secretaria de Cultura de Morelos) o al secretario de Cultura de la Ciudad de México y que le pregunten a (editorial) Era cuándo va a salir el libro porque el dinero nunca me lo dieron a mi”, aseguró. Dijo que las críticas de Elena Cepeda en su contra responden a una campaña porque “están molestos” en el gobierno por el tema de las fosas clandestinas de la Fiscalía General de Justicia en Tetelcingo, Morelos, en donde ya la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), de la que es secretario de Comunicación Universitaria, ha creado un movimiento nacional para que se exhumen los cuerpos y se identifiquen con el apoyo de la casa de estudios. La víspera, Elena Cepeda asistió en representación de Graco Ramírez a la inauguración de las oficinas de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), en donde criticó el hecho de que las comisionadas cobren un sueldo en lugar de hacer trabajo honorario. Dijo que esos recursos “serían mejor aplicados en el DIF”, que ella dirije. Durante su discurso, la esposa del gobernador arremetió también contra Javier Sicilia a quien acusó de haber recibido 500 mil pesos para un libro que, dijo, “no ha entregado”. Por ello, el poeta le aclaró que no fue él quien recibió el dinero y que si el libro no está editado será responsabilidad de las secretarías de Cultura de Morelos o de la Ciudad de México. En relación a la CEAV, Sicilia sostuvo que las comisionadas han estado subordinadas al Poder Ejecutivo desde su instalación hace un año; sin embargo, aseguró, están queriendo salirse del control del Ejecutivo y es por ello Elena Cepeda pretende ahora, “a nombre de Graco, del gobierno”, descalificarlas e incluso, quitarles el salario, lo que las pondría en estado de vulnerabilidad. Aseguró que el gobierno del estado ha utilizado la Ley de Atención y Reparación del Daño a Víctimas del Estado de Morelos para “la simulación”, pues además de tener “controlada” y “subordinada” a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, el recurso destinado a ella y a sus funciones no se ha ejercido a lo largo de los últimos tres años. “Hace un año, cuando se instaló la Comisión (CEAV) lo advertimos, que si se instalaba en las condiciones en que plantea actualmente la Ley, nacería muerta, porque estaría controlada, estaría subordinada al Poder Ejecutivo. Por eso, en ese entonces, pedimos a las comisionadas que no le hicieran el juego al gobierno del estado, que no permitieran la instalación hasta que no se reformara la Ley”, recordó. Sin embargo, las comisionadas decidieron acudir el 29 de marzo de 2015 a la instalación de la CEAV, en un evento que primero estuvo programado en Palacio de Gobierno, pero que para evitar protestas, fue trasladado de última hora a la Casa Morelos. Javier Sicilia irrumpió en aquel evento para dejarle claro a las comisionadas y a Graco Ramírez, que la Comisión en esas condiciones, no cumplía la Ley. El gobernador respondió con el compromiso de presentar una propuesta para reformar la ley de tal suerte que la CEAV se convirtiera en un organismo autónomo. No obstante, hasta el momento la reforma no ha ocurrido, las comisionadas han estado operando un año en un pasillo o una sala de juntas de unas oficinas alternas de la Secretaría de Gobierno y ahora, con un nuevo embate del gobernador, que pretende convertir a los comisionados en “honorarios”, sin salario. Sicilia advirtió que “desafortunadamente, lo que dijimos hace un año se cumplió. El gobierno del estado hizo que la Comisión, que es resultado del Movimiento por la Paz, pues se luchó por la Ley, naciera muerta, dado que está acotada, subordinada y además, en riesgo, por el nuevo embate del gobierno”.

Comentarios