‘Zar anticorrupción’ de NL admite millonario litigio ante viuda de Azcárraga Milmo

lunes, 4 de abril de 2016
MONTERREY, NL (apro).- El ‘zar anticorrupción’ Ernesto Canales Santos reconoció que recibió 6 millones de dólares en el litigio en el que representó a su demandante, Paula Cusi, contra Televisa, y por el que se encuentra actualmente querellado, motivo por el que los diputados locales exigieron su destitución. En una tensa comparecencia ante el Congreso local, el subprocurador especializado en combate a la corrupción del gobierno de Jaime Rodríguez fue increpado por diputados de PRI y PAN, quienes obligaron a Canales Santos a que reconociera que se encuentra en medio de un proceso iniciado por la viuda de Emilio Azcárraga Milmo, y que sí recibió la cantidad de la que la mujer se dice despojada. El diputado Héctor García le hizo la pregunta directamente: “¿Sí se recibieron 6 millones de dólares, pero no de manera indebida?” Canales respondió que sí, pero que el dinero correspondía a gastos de recuperación de un prolongado pleito legal en el que él participó como profesional: “Así es. En un litigo de casi 10 años, no sólo hay honorarios, hay gastos. Nosotros llevamos el caso a resultados, asumiendo el costo del litigo en toda su vida. Esos 6 millones de dólares, en buena medida, no hay que considerar que son honorarios, sino recuperación de costos”. La misma interrogante planteó el panista Arturo Salinas. A lo que Canales Santos reiteró: “En la vida del litigio sí se recibieron 6 millones de dólares”. La semana pasada, el columnista Raymundo Riva Palacio dio a conocer la causa penal originada por el pago que recibió Canales cuando, mediante su despacho, obtuvo la cantidad de parte de Televisa, un dinero que la viuda del Tigre alegó que era de ella, pero que su abogado se agenció indebidamente. El ‘zar anticorrupción’ reconoció que, en el juicio testamentario, en el que Cusi buscaba acceder a la fortuna de Azcárraga, ella obtuvo únicamente 50 mil pesos, una cantidad que él mismo aceptó que era difícil de entender, aunque no dijo por qué. También admitió que había recibido el dinero por pago de honorarios en Estados Unidos, una situación que el legislador priista Gabriel Tláloc Cantú consideró como posible evasión fiscal, pues los servicios profesionales por los que obtuvo el beneficio ocurrieron en México, lugar donde aparentemente no se recibieron los respectivos impuestos. Arturo Salinas, también del PRI, recordó a Canales que la ley demanda que el encargado de las funciones del ministerio público debe tener una honorabilidad incuestionable, condición que no se cumplía con el litigio contra Paula Cusi que el mismo interrogado reconoció que seguía vivo, aunque la quejosa no había demostrado sus imputaciones. En las conclusiones de la comparecencia, el también priista Eugenio Montiel pidió al ‘zar anticorrupción’ que presentara su renuncia, para evitar un desgaste al gobierno de El Bronco. “Aunque parezcamos disco rayado de 33 revoluciones, y esto lo digo con sarcasmo, le doy una recomendación: no se espere, licenciado Canales, presente su separación del cargo, por asunto personal, y por el que tarde que temprano se va a dar. Así dijo Jaime con el asunto de la señora secretaria de Educación y tardó un mes de desprestigio, antes de pedirles que tomaran licencia en la universidad”, dijo en relación al caso reciente de funcionarios que “dobleteaban” como profesores y secretarios. De manera reiterada, Canales Santos dijo que no renunciaría y que se esforzaría por hacer cumplir con un nivel de excelencia su función como fiscal anticorrupción. Al finalizar la comparecencia, los diputados se le aproximaron para despedirse, pero Canales aparentemente perdió la calma. Cuando Héctor García le dio la mano, el funcionario espetó: “Usted es más corrupto que yo”. Enfadado, el priista lo encaró: “No me vuelva a faltar al respeto señor. A usted le falta mucho como servidor público. ¡No me vuelva a faltar al respeto”. Por su parte, Gabriel Tláloc Cantú declaró que Canales lo amenazó: “Te voy a perseguir hasta el fin del mundo”, señaló que le dijo el subprocurador. La bancada priista dijo que analiza la posibilidad de iniciar un juicio político para promover el cese de Canales. En días pasados, el gobernador respaldó públicamente a Canales, al señalar que es un hombre honesto. A este cuestionamiento al subprocurador anticorrupción se suma el reciente descubrimiento de que el procurador Roberto Flores fue fichado en Nevada, luego de que fuera encarcelado en Las Vegas, por girar cheques sin fondos en situaciones relacionadas con deudas de juego.

Comentarios