Desaparecidos

México necesita urgentemente un banco nacional de datos genéticos: Encinas

Encinas admitió que el país necesita “urgentemente un banco nacional de datos genéticos (…), contar con capacidades de identificación humana en todas las entidades federativas" e impulsar un programa de identificación masiva.
lunes, 11 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A 40 días de creado el Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense (MEIF), el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, inauguró los trabajos del Simposio Internacional de Identificación Humana.

El congreso tiene como objetivo superar la crisis forense en que se encuentra México ante una “falta de desarrollo de las capacidades institucionales para garantizar un derecho humano fundamental que es el derecho a la identificación” una vez que las personas han perdido la vida.

Encinas Rodríguez reconoció la colaboración nacional e internacional para acompañar a México en el reto, siendo el simposio --que se realizará del 11 al 15 de octubre-- una prueba de ello, al ser auspiciado por la Sociedad Alemana de Cooperación Internacional (GIZ).

El funcionario federal admitió que el país necesita “urgentemente un banco nacional de datos genéticos (…), contar con capacidades de identificación humana en todas las entidades federativas, necesitamos impulsar un programa de identificación humana masivo respecto de la gran cantidad de cuerpos que se han encontrado y lamentablemente permanecen en servicios médicos forenses y en fosas comunes en los panteones”.

Señaló que la meta de “dar una respuesta a la exigencia legítima de los familiares que han perdido un ser querido y tengan oportunidad de regresar dignamente a casa” tendrá que ser abordada junto con el MEIF, aplicando de manera efectiva “los protocolos que hemos venido impulsando en los últimos años desde el gobierno federal y garantizar a todas las personas en este país su derecho a la identidad y a un trato digno después de perder la vida”.

Al destacar que en noviembre próximo se realizará la visita de los integrantes del Comité contra la Desaparición Forzada (CED) de la ONU, prueba de que en este gobierno no se pretende “ocultar ninguno de los fenómenos ni problemas que han agraviado durante décadas a los derechos humanos del país”, Encinas reconoció la colaboración de personalidades e instituciones para enfrentar la crisis forense, que es una de las principales crisis en materia de derechos humanos en México.

Apuntó que, como resultado del Simposio, se espera sentar las bases para “replantear la política pública en materia forense a nivel nacional y en las distintas entidades federativas”, proceso en el que tendrán que colaborar las fiscalías de los estados y la propia Fiscalía General de la República (FGR), “instancia fundamental para enfrentar esta situación, y para desarrollar nuevas capacidades institucionales para estar a la altura y dar respuesta a este reto”.

Pr su parte, el director del proyecto Fortalecimiento del Estado de Derecho de la representación de GIZ en México, Maximilian Murck, reconoció la complejidad de la identificación masiva de personas, ante la falta de “una base de datos centralizada de genética y de mecanismos para el intercambio automático de huellas dactilares de personas fallecidas con registros oficiales que guarden esta información de la población”, como lo son las bases de datos del INE, del SAT, de las licencias de conducir, cartas de antecedentes no penales e información de bancos comerciales.

El funcionario alemán admitió que para el tamaño del reto “necesitamos un consenso técnico con claras responsabilidades e intercambio de información entre fiscalías, servicios periciales y comisiones de búsqueda”, de ahí la importancia del simposio para “intercambiar conocimiento y buenas prácticas, impulsar la ciencia forense mexicana y definir pasos concretos en materia de cooperación internacional”.

Durante la inauguración del evento, el embajador de Alemania en México, Peter Tempel, comprometió el respaldo de su país a México para superar la crisis forense.

El simposio reunirá a especialistas de México, Alemania, Argentina, Austria y Guatemala, y podrá seguirse a través de la plataforma identificacionhumana.mx.

Cabe destacar que en agosto pasado el Movimiento para Nuestros Desaparecidos en México (MNDM) presentó un estudio sobre la crisis forense, cuantificando más de 52 mil personas fallecidas sin identificar, resguardadas por las fiscalías estatales y la federal en instalaciones forenses y fosas comunes de panteones, cifra que habla de la magnitud de la tragedia.

En tanto, el 6 de febrero la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) dio a conocer un informe en el Senado de la República en el que reportó que al 4 de octubre había 92 mil 794 personas desaparecidas, de las cuales 23 mil 864 fueron registradas de diciembre de 2018 al 4 de octubre.

De acuerdo con el documento, de 2006 al 17 de septiembre pasado se localizaron 4 mil 806 fosas clandestinas, donde fueron exhumados 8 mil 202 cuerpos humanos.

De esas cifras, durante la actual gestión de la CNB fueron encontradas mil 971 fosas y exhumados 3 mil 259 cuerpos, de los cuales mil 274 fueron identificados y 903 entregados a sus familiares.

Comentarios