Pandora Papers

Legionarios de Cristo sobre Pandora Papers: fideicomisos son independientes de nuestra congregación

Según Pandora Papers, el sacerdote regiomontano Luis Garza Medina creó, junto con sus hermanos Dionisio y Felipe, dos fideicomisos en Nueva Zelanda, que tenían al de los Legionarios como beneficiario y que llegaron a controlar cerca de 300 millones de dólares en inversiones.
lunes, 4 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En reacción a las revelaciones de la investigación global Pandora Papers sobre sus estructuras offshore, la congregación religiosa Legionarios de Cristo, fundada por el siniestro sacerdote Marcial Maciel Degollado, reiteró hoy que la comisión del Vaticano que auditó sus finanzas entre 2010 y 2014 no encontró “malversaciones de dinero u otras irregularidades en los ejercicios fiscales revisados”.
          
Lo anterior, después de que Proceso, El País, Quinto Elemento Lab y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) revelaron cómo los incondicionales de Maciel armaron un fideicomiso en Nueva Zelanda el 3 de junio de 2010, sólo tres días antes de que el entonces Papa Benedicto XVI nombrara formalmente a Velasio de Paolis para intervenir la congregación.
         
Ese fideicomiso, llamado Retirement and Medical Charitable Trust, tenía como propósito “recibir y distribuir donativos específicamente destinados a cubrir gastos en favor de sacerdotes y personas consagradas a ancianos y enfermos, o a otros fines religiosos, caritativos y educativos”.

Como parte de la investigación internacional Pandora Papers, los medios también revelaron que, pocos meses después que De Paolis lo empujó a renunciar como Vicario General de la legión, el sacerdote regiomontano Luis Garza Medina creó, junto con sus hermanos Dionisio y Felipe, dos fideicomisos en Nueva Zelanda, que tenían al de los Legionarios como beneficiario y que llegaron a controlar cerca de 300 millones de dólares en inversiones.

La investigación mostró que las respuestas elusivas de todos los actores sugieren que el primer círculo de Maciel armó las estructuras offshore a espaldas del Vaticano y de De Paolis, que auditaban sus acciones.

En un comunicado emitido hoy, la congregación aseveró que los fideicomisos creados en Nueva Zelanda por los Garza Medina en su beneficio “son independientes de nuestra Congregación”, y refrendó que “no controla los bienes de sus religiosos, ni los administra, ni es dueña de ellos, a no ser que el religioso haga donación de sus bienes”.

Los Legionarios de Cristo ya habían dado estos argumentos a los periodistas que participaron en la investigación internacional: insistieron en que los fideicomisos eran distintos –aunque eran administrados por el mismo despacho suizo con una filial en Nueva Zelanda-- y que los trusts de Luis Garza Medina recibieron fondos millonarios de empresas de la Legión, como reembolsos de préstamos de principios de los años 2000.

Comentarios

Otras Noticias