Lilly Téllez

Pleito entre morenistas y panistas por amenazas contra Lilly Téllez en las redes

La panista Kenia López Rabadán dijo que el tema no era si el presidente iba o no al Senado, sino las amenazas que recibió su compañera de grupo parlamentario y su familia. 
martes, 5 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La sesión del pleno del Senado de este martes se tornó ríspida entre morenistas y panistas, luego de las amenazas que recibió en redes sociales la senadora Lilly Téllez, tras ser señalada por el presidente Andrés Manuel López Obrador de ser la responsable de que cancelara su participación en la ceremonia de entrega de la Medalla Belisario Domínguez a la senadora Ifigenia Martínez, de Morena.

El coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara Alta, Julen Rementería del Puerto, responsabilizó al presidente de la República de la seguridad de su compañera de bancada, luego que Téllez denunció que fue víctima de una serie de intimidaciones dirigidas contra su familia.

“Hay amenazas y no son menores, yo no las deseo a nadie, absolutamente a nadie, pero las hay. Y la verdad es que todo este cúmulo de seguidores, rayando en el fanatismo, pueden hacer algo de lo que al final de cuentas lastime a ella y a su familia, y esto no puede permitirse”, denunció Rementería desde su escaño.

Durante el debate, la senadora Antares Guadalupe Vázquez acusó a Téllez de ser “una traidora” y criticó que la oposición “se haga la víctima” después de amagar con hacerle frente al presidente durante la entrega de la presea Belisario Domínguez.

 Traicionó al pueblo de Sonora, traicionó a sus electores y traiciona al presidente de la República que la trajo a este Senado, por cierto, porque el escaño se lo debe al presidente”, señaló Vázquez.

Añadió: “Que no les cabe en la cabeza a la derecha, una sesión solemne en la que se pretende que la estrella sea aquella persona que va a recibir un premio, y esta señora senadora (Téllez) pretendía empañar una sesión solemne con una amenaza de un vacío, de una estupidez tremenda, ¿por qué? Porque tiene cero argumentos”.
 
En tanto la senadora Xóchitl Gálvez, del PAN, criticó que el partido en el poder no acepte la crítica, pese a que cuando fueron oposición también protagonizaron protestas contra los titulares del Poder Ejecutivo federal en turno.

“¿No se acuerdan cuando entraban en caballo al Congreso de la Unión en San Lázaro?  ¿No se acuerdan cuando Layda Sansores sacaba su megáfono e insultaba con groserías a los funcionarios públicos?  Claro que se acuerdan, pero ya se les olvidó, porque ahora están en el gobierno y prefieren no reconocer los errores”, dijo Gálvez.

Por ello, reiteró al presidente que “no tenga miedo”, y sostuvo que las y los integrantes de la bancada panista “no le vamos a hacer nada” y preguntó: “¿De cuándo a acá no podemos expresar lo que pensamos?”.

El senador César Cravioto, de la fracción de Morena, lamentó que el PAN sólo busque “hacer un show” contra el presidente, y por ello López Obrador –dijo-- decidió que no se iba a “presar a ese show”. 

“Aquí el tema es que el Partido Acción Nacional, y no todos, también lo digo, han utilizado este Senado de la República para hacer un show; pero no ha sido una vez, ha sido reiteradas veces, reiteradas veces han venido aquí a hacer un show del debate parlamentario”, dijo el suplente de Martí Batres.

En contraste con este debate, el senador Mario Zamora, del Revolucionario Institucional (PRI), especuló que la cancelación del presidente a la premiación de la senadora Ifigenia Martínez se debía más bien a que López Obrador quiere evitar a Ricardo Monreal, coordinador en el Senado de su partido, y lo de Lilly Téllez es sólo el pretexto.

“A mí me tocó ir a una gira a Badiraguato, de la parte más arriba a donde fue el presidente, a unos metros…. y nunca lo sentí con miedo ni con temor, venga al Senado, presidente. Doña Ifigenia lo merece, el Senado lo merece y que salga en una foto con Ricardo Monreal aquí en el Senado no le va a hacer daño a nadie, hombre. A los buenos pitcher, nadie, nunca les ha robado el home”, soltó Zamora.

Antes, para pronunciarse en torno a la polémica, Ricardo Monreal, líder de la mayoría, pidió a las fuerzas políticas opositoras elevar el debate y superar la decisión “personalísima” y “libre” del presidente de no asistir al evento que organiza el Senado.

“Nosotros, en el grupo parlamentario de Morena, respaldamos al presidente de la República, que no les quede ninguna duda, la agenda del presidente es nuestra agenda; podríamos debatir sobre la agenda, pero me parece un debate hueco, insubstancial, vacío, falso, el que queramos hacer de la inasistencia del presidente un debate político de descalificación”, manifestó el legislador.

A su vez, la panista Kenia López Rabadán dijo que el tema no era si el presidente iba o no al Senado, sino las amenazas que recibió su compañera de grupo parlamentario y su familia. 

“Si el señor le tiene miedo a una pancarta, a una consigna o a una manifestación qué lamentable, porque él en primera persona ha gritado consignas, él ha levantado pancartas, él ha formado parte de manifestaciones; tomó pozos petroleros, cerró Reforma, pero no importa, esa es su historia. Si a eso le tiene miedo allá él y su conciencia”.

Comentarios