Desaparecidos

Familiares de desaparecidos en México "necesitan verdad y justicia": Bachelet

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llamó a combatir la impunidad en torno a las desapariciones en México, porque las familias de las víctimas “necesitan verdad y justicia”.
martes, 31 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llamó a combatir la impunidad en torno a las desapariciones en México, porque las familias de las víctimas “necesitan verdad y justicia, saber qué pasó a sus familiares”.

Durante su participación en el foro internacional “Avances y pendientes en la agenda de desaparición de personas en México”, organizado por el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM), Bachelet señaló que, a dos años de su vista, “las desapariciones siguen siendo uno de los principales problemas que enfrenta el país”.

Sin embargo, reconoció “la apertura de las autoridades federales para trabajar con las familias y construir conjuntamente las capacidades que el Estado necesita para enfrentar el enorme reto”.

Tras reconocer los avances materializados en el Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense (MEIF) y en la formalización de la solicitud de visita a México del Comité contra las Desapariciones Forzadas (CED) de la ONU, en fecha aún no establecida, la Alta Comisionada consideró que, si bien esa visita es importante, “es necesario ir más allá”.

Añadió: “Es necesario garantizar la búsqueda de todas las personas desaparecidas y el acceso a la justicia, así como prevenir nuevas desapariciones”, e insistió que se debe partir de la búsqueda en vida, “con enfoque diferenciado y perspectiva de género”.

La expresidenta de Chile alertó que “la impunidad constituye un llamado a la repetición de terribles hechos”, por lo que es “fundamental avanzar en la investigación de responsables, poniendo fin a la impunidad imperante”.

En cuanto a los avances de la actual administración en la materia, urgió a garantizar la permanencia de la política pública a favor de los derechos humanos, porque “las instancias que se crean no pueden depender de los gobernantes, ni de la sensibilidad, ni de la voluntad política que se tenga”.

La Alta Comisionada insistió en la necesidad de “institucionalizar” y blindar jurídicamente los avances que se han tenido en México para combatir la desaparición de personas, para garantizar su derecho a ser buscadas y el de los familiares a conocer la verdad.

Tras resaltar la resolución de la Suprema Corte de Justica de la Nación, que urgió a realizar paralelamente la búsqueda y la investigación de las desapariciones de forma articulada, Bachelet destacó la urgencia de contar con la disponibilidad de recursos, y “en todos estos procesos –dijo-- debe facilitarse la efectiva participación de las familias de las personas desaparecidas en condiciones de igualdad”.

Asimismo, mostró preocupación porque “no todas las instituciones ni todos los estados han tenido el mismo compromiso para conocer el paradero” de las personas desaparecidas, por lo que llamó a las autoridades federales a garantizar la coordinación no sólo para localizarlas sino para que “nos permita acceder a la justicia, sancionar a los perpetradores y terminar de una vez por todas con la impunidad”.

La funcionaria de la ONU mostró preocupación porque, recalcó, “sigue habiendo desapariciones, pero si no terminamos con la impunidad va a ser difícil prevenir las desapariciones, y las familias de las víctimas necesitan verdad y justicia, saber qué fue lo que sucedió con sus familiares”.

Entre las urgencias a atender, alentó a revisar la situación de las familias de las personas desaparecidas, que “resienten terribles consecuencias en sus proyectos de vida”.

El evento también contó con la participación de la relatora para México de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Esmeralda Arosamena; Luciano Hazan, integrante del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias de la ONU; Carmen Rosa Villa, del CED, y el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas.

Comentarios