PAN

PAN insiste en desmarcarse de VOX: no tenemos ninguna relación institucional

Creel Miranda afirmó que el PAN, desde sus inicios, ha tenido una concepción pluralista, de apertura al diálogo, de disposición al debate.
lunes, 6 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Política del Partido Acción Nacional (PAN) trató de desligar al partido del grupo de senadores que suscribió la polémica Carta Madrid con VOX, el ultraderechista partido español, cuyo ideario conservador y extremista.

"Nuestra contraparte oficial en España es el Partido Popular, con quien compartimos membresía en diversas internacionales partidistas. En consecuencia, no tenemos ningún tipo de relación institucional con el partido VOX", puntualizó Santiago Creel.

A través de un amplio comunicado, Creel trató de apagar el escándalo suscitado por la reunión de los senadores de su partido con Santiago Abascal, dirigente de VOX.

Para atajar "la confusión y especulación" que provocó dicho acercamiento, el diputado federal afirmó que Acción Nacional "busca la construcción de un centro político en donde, a partir de nuestros principios y valores, la diversidad es bienvenida y se celebra".

"La civilidad política del PAN ha ayudado a formar en nuestro país, parte de la concepción del diálogo y del acuerdo entre quienes piensan diferente, y cuando las circunstancias lo han ameritado hemos aprobado piezas legislativas fundamentales con nuestros adversarios políticos, como lo han sido las diversas reformas políticas o las de derechos humanos o la propia Constitución de la Ciudad de México, que han resultado claves en la construcción del México moderno".

Creel Miranda afirmó que el PAN, desde sus inicios, ha tenido una concepción pluralista, de apertura al diálogo, de disposición al debate, “sin tratar al adversario político como enemigo, sin la utilización de la polarización social como arma política, sin apropiarse de una parte de la historia patria para manipularla a conveniencia o a la circunstancia política".

En ese sentido agregó: ”Con esa concepción de apertura política, sin merma de nuestros principios de doctrina y con pleno respeto a la vida institucional del país, contribuimos de manera determinante a impulsar una transición democrática pacífica, donde se alojaron todas las fuerzas políticas del país. Parafraseando a nuestro fundador Manuel Gómez Morín, con esa concepción de apertura el PAN construyó, a pesar de las diferencias políticas, un campo común de acción y de pensamiento, que dio origen a las instituciones que hoy sostienen la democracia mexicana. Especialmente en estos momentos, en que estas instituciones se encuentran amenazadas por un gobierno autoritario y populista, el PAN refrenda su compromiso con la democracia liberal".

En su intento de deslinde frente a VOX, Santiago Creel argumentó que el PAN "es un partido incluyente que siempre ha reprobado las posturas y conductas discriminatorias, sean xenofóbicas, racistas, antisemitas, homofóbicas o cualquier otra”.

Además, señaló que el PAN condena la construcción de cualquier clase de muro de contención, sea ideológico o coactivo y reprueba tajantemente criminalizar la migración, “siempre hemos estado a favor de las libertades y derechos de las mujeres, a favor de la vida desde el momento de la concepción, pero en contra de la criminalización de las mujeres que decidan interrumpirla”.

Precisó que las alianzas internacionales que el PAN ha construido con otros partidos, son el caso del Partido Popular en España y los que forman parte de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) o la Internacional Demócrata de Centro (IDC), han sido siempre en torno a valores humanistas y democráticos.

“El Partido Acción Nacional es un partido humanista y centra su pensamiento y acción en la primicia de la dignidad de la persona, en el libre desarrollo de su personalidad y reconoce sus plenos derechos para ejercerla, con lo cual, cada individuo ha de coexistir creativa y solidariamente con la libertad y los derechos de los demás.

Concluyó: ”Nuestro ideario, al igual que nuestra Carta Magna y los distintos tratados de derechos humanos de que México es parte, rechaza toda forma de discriminación o de desigualdad de oportunidades, que pueda generarse por razón de origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social, condición de salud, religión, opinión, preferencia sexual, estado civil y cualquier otra que atente contra la dignidad humana y que tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y las libertades de las personas”.

Comentarios