AMLO

Damnificados de "Grace" irrumpen reunión de AMLO: "¿Me van a dejar hablar?" (Video)

"¿Van a guardar silencio? ¿Me van a respetar?", reclamó el presidente para luego dirigirse a los damnificados a los que les aseguró que los apoyos les llegarán de manera directa, que habrá ayuda por las cosechas perdidas y se les entregarán enseres domésticos.
domingo, 3 de octubre de 2021

HUAUCHINANGO, Pue. (proceso.com.mx).– Damnificados del huracán "Grace" de este municipio irrumpieron una reunión de evaluación que era encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le reclamaron a gritos que los apoyos no les han llegado.

Mientras que López Obrador aseguraba que la entrega de ayuda gubernamental a afectados por fenómenos naturales era ahora más rápida, directa y sin corrupción, los gritos de los habitantes afuera ya no le permitieron seguir su discurso. A su lado, el gobernador Miguel Barbosa Huerta mostraba en su rostro el enojo. 

El mandatario justificó que la inconformidad se derivaba de que los apoyos ya no se entregaban a organizaciones como Antorcha Campesina, aunque los que entraron traían mantas que lo apoyaban y pedían su intervención. 

 “Nada más que nos esperen y los atendemos”, dijo, pero en lugar de bajar, los gritos y reclamos aumentaron y hubo un momento en que los inconformes invadieron el acto que se transmitía en vivo. Incluso, algunos pobladores se pararon de frente y al lado del Presidente y le hicieron peticiones directas sobre los cacicazgos y la presencia del crimen organizado que se vive en la Sierra Norte.

Una mujer se le acercó al presidente pidiéndole que la dejara hablar porque la vida de su familia estaba en peligro. “No, no”, le dijo el jefe del ejecutivo primero, pero luego le pidió que lo esperara.

Otro hombre se paró ante el Presidente y le denunció que la Sierra Norte de Puebla estaba asolada por la delincuencia organizada. “Ardelio Vargas (asesor en seguridad del gobernador Barbosa y quien es acusado de operar un cacicazgo en la región) es un cochino, un puerco y se lo digo en su cara”, expresó.

“¿Me van a dejar hablar? ¿van a guardar silencio? ¿Me van a respetar?”, reclamó.

Quien luego se dirigió a los damnificados a los que les aseguró que los apoyos les llegarán de manera directa, que habrá ayuda por las cosechas perdidas y se les entregarán enseres domésticos.

¿O quieren ustedes que se los entreguemos a las organizaciones?, les preguntó y en coro los inconformes contestaron; !Noo!.

Los pobladores aplaudieron a cada una de sus propuestas del presidente, sólo hubo gritos de reclamo cuando el primer mandatario ofreció que la ayuda se les haría llegar de manera coordinada con el gobierno de Puebla.

Por último, el mandatario ofreció que funcionarios federales se quedarían en Huauchinango para escuchar las quejas de los participantes en la protesta. 

 

 

Comentarios